A Sala Llena

Anthropoid

(Republica Checa/Gran Bretaña/Francia 2016)

Dirección: Sean Ellis. Guión: Sean Ellis, Anthony Frewin. Elenco: Jamie Dornan, Cillian Murphy, Charlotte Le Bon, Toby Jones, Anna Geislerová, Harry Lloyd. Producción: Sean Ellis, Mickey Liddell, Pete Shilaimon. Distribución: Buena Vista. Duración: 120 Minutos.

La resistencia en Praga

Durante la Segunda Guerra Mundial se produjeron actos de profundo heroísmo en contra de los invasores alemanes en los distintos países ocupados por la locura nacionalsocialista. Con el fin de recuperar una de estas experiencias, Anthropoid (2016), el último film del realizador inglés Sean Ellis (Cashback, 2006), busca reconstruir lo más fielmente posible los pormenores de la planificación y la ejecución del asesinato de Reinhard Heydrich, uno de los principales jerarcas del Partido Nazi, designado en Praga.

Heydrich fue conocido como uno de los grandes fanáticos del nacionalsocialismo en Alemania. En su prontuario figura la fundación de las SD, un organismo de inteligencia y asalto que persiguió la disidencia dentro del Partido Nazi, la preparación y ejecución de los ataques coordinados contra los judíos en Alemania en 1938 conocida como La noche de los cristales rotos, los comandos de ejecución que acompañaron al ejército alemán en su avance por Europa asesinando comunistas, intelectuales y judíos y la creación de la solución final para deportar y finalmente erradicar del mundo a los enemigos reales e imaginarios de la raza aria.

Apodado por sus enemigos como La bestia rubia y El verdugo, fue asignado en Praga como protector de Bohemia y Moravia en 1941 tras el inicio de la guerra para aplacar la resistencia checa a sangre y fuego, incluso implantando la supresión de la cultura checa, reemplazándola con la nueva cultura nacionalsocialista del Tercer Reich en un acto de extrema insania, ganándose el sobrenombre de El carnicero de Praga, por sus métodos brutales.

Ellis se disfraza momentáneamente del Gillo Pontecorvo de Operación Ogro (1979), el film del realizador italiano sobre la planificación del asesinato de Luis Carrero Blanco, el último presidente de España bajo la dictadura franquista y sucesor del propio Francisco Franco en el liderazgo fascista militar español. Con una historia similar a la del film español, el director reconstruye de forma extraordinaria la operación Anthropoid, la iniciativa del gobierno checoslovaco exiliado en Londres para asesinar al organizador de la represión nazi en Europa.

Intercalando algunos fotogramas de la belleza de Praga entre las imágenes de la represión y la miseria durante la ocupación, Anthropoid narra la integración de Jan Kubis (Jamie Dornan) y Josef Gabcík (Cillian Murphy), dos exiliados checoslovacos en Londres, a los restos de la resistencia en Praga. La feroz ocupación alemana y la preparación del asesinato de Heydrich con gran detallismo y profundidad se funden con la contextualización de toda la operación alrededor de la vida cotidiana de los conspiradores checos en la clandestinidad.

El film trasmite la conmoción de la premura y la necesidad de un proyecto en el que cualquier error puede conducir a la muerte o aún peor, a la captura. Ya sea en las discusiones internas de comité entre los involucrados, en las difíciles relaciones sociales condenadas desde un principio o en la camaradería en los momentos en que las balas silban, Anthropoid crea una atmósfera que mezcla la agitación y la severidad como constantes de una misión en la que los escasos momentos de relajación y cariño son los prolegómenos del sufrimiento, pero sin olvidar, a su vez, que lo único que hace la vida soportable en medio de la tragedia no es solo la promesa de libertad a futuro.

El guión de Ellis y Anthony Frewin (Color Me Kubrick, 2005) es equilibrado con cada escena y diálogo en una búsqueda realista encomiable. La gran escena de acción de la resistencia en la Catedral no solo es una recreación de uno de los momentos más tensos de la resistencia europea, sino que además es verdaderamente un ataque irónico al concepto de voluntad nazi y un gran símbolo sobre la resistencia al nacionalsocialismo durante todo el conflicto mundial.

De esta manera, Anthropoid no solo recrea uno de los momentos más importantes de la guerra, ya que el asesinato de Heydrich marcó la reafirmación del compromiso de Checoslovaquia con la lucha contra Alemania a pesar de la traición de los aliados en la Conferencia de Múnich en 1938, sino que realmente funciona como una alegoría maravillosa sobre la determinación de los hombres libres de plantar resistencia ante la imposición de la fuerza por parte de cualquier opresor.

calificacion_4

Martín Chiavarino 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →