A Sala Llena

Asspera en Groove

Asspera en Groove – 16 de Enero 2015

Richar Asspero (Rodrigo Santamaría) | Voz.

Rockardo Asspero (Julian Barrett) | Guitarra.

3,14 Jota (Peter Barrett) | Bajo.

Nicogollo Muñon (Nicolás Polo) | Batería.

Metal bizarro poderoso:

Para los que no conocen Asspera, a mi criterio, esas son las 3 palabras que definen con exactitud a la banda. El viernes pasado, 16 de Enero, en Groove, vi por primera vez a la “A” tocar en vivo e increíblemente me llevé un torbellino de sensaciones.


Como los definí anteriormente, Asspera, es una banda de puro metal que juega y se divierte con las bizarreadas del mundo cotidiano y al mismo tiempo tiene un sonido poderoso, de machaques gruesos, riffs violentos, golpes secos y demoledores. Ellos se autodefinen como “la primera y más importante banda de metal bizarro”. Pioneros en este nuevo estilo o sub-genero dentro del metal, que año tras año incrementan rápidamente la cantidad de ‘Assperianos’.

Algo que quiero destacar del espíritu solidario que lleva la banda, es que en muchos de sus shows realizan un concurso de bandas soporte en redes sociales donde los usuarios votan sus favoritas y así éstas puedan tocar y hacerse conocer de forma 100% gratuita. Esta iniciativa ayuda a que buenas bandas puedan mostrar su talento sin tener que preocuparse por solventar la fecha, vender entradas, pagar sonido, iluminación, etc.

De esta forma, quiero hacer un paréntesis, y destacar a Charger X, una de las bandas ganadoras que tocó antes de Asspera y realmente cautivó y maravilló al público presente, entre los que me encontraba.

Charger X mostró profesionalismo y presencia con un buen sonido limpio y potente. Al terminar su show, se escuchaba rumorear a muchos sobre la buena calidad de la banda. Así de sorprendido quedé, que antes de salir del establecimiento, pasé por el puestito de merchandising y compré su último disco Time to play, que aún sigue puesto en el stereo de mi auto acompañando mis viajes. Les recomiendo a todos los amantes del metal que le den una escuchada.

Retomando el show del viernes por la noche y luego de Charger X, el público quedó tan manija y ansioso que inmediatamente comenzó a corear “hijo de p…, hijo de p…”, un original, divertido e inusual coro de aliento para que salga la “A” a demoler sus oídos.

Apenas cae el telón veo que el pie y soporte del micrófono principal de Richar Asspera tenía la forma de un pene gigante. A esta imagen se sumaba ver las características máscaras puestas en sus cabezas (que en algún momento de su carrera fueron calzones) y al grito de “¿Cómo están manga de hijos de mil p….?”, yo ya estaba muriéndome de risa (por no decir otra palabra).

La banda se muestra sólida, poderosa, divertida y con mucha frescura y espontaneidad. Las letras no son para cualquiera, ya que tienen un lenguaje vulgar:  relatan anécdotas entre lo escatológico, lo extravagante, lo incoherente, con mensajes de protesta frente a la sociedad argentina, los gobiernos y las desgracias humanas.

El show tuvo muchas secuencias divertidas. Dentro de sus ‘miembros adicionales’ se encuentran los personajes de ‘El rubio salvaje’, ‘Trav Zombie’, el “tumba” y ‘Raiden’ (haciendo referencia al personaje del video juego Mortal Kombat). Cada uno con su estilo, vestimenta y delirios arriba del escenario. Todo sumaba a la puesta en escena y la originalidad bizarra de la banda.

Sonaron sus clásicos covers de “Los Piratas” (Auténticos Decadentes), y “Violeta” (Alcides). También, entre las tantas bizarreadas, conocí el homenaje que le hicieron al famoso muchacho que en Crónica Tv, tirado en el suelo todo roto dijo: “Venía pisteando como un campeón… Soy un Schumacher en fórmula 1”. El tema se llama “el peaje más caro del mundo” y forma parte de su último disco Cada Vez Más Pelotudos.

Asspera da lo que promete en vivo. Tocaron aproximadamente 2 horas y el sonido no tuvo complicaciones, fue parejo, duro, bien grueso y de golpes secos y potentes. Previo a escucharlos sonar, admito que esperaba encontrarme con un poco de distorsión descontrolada, saturación, y una mezcla de ruidos, pero no sucedió nada de esto.

Salí contento, riéndome y con ganas de contarle a mis amigos todo lo vivido en una noche de metal bizarro.

calificacion_4

 

Por Matías Audono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS