A Sala Llena

El Abogado del Crímen (The Counselor)

(Estados Unidos/ Gran Bretaña, 2013)

Dirección: Ridley Scott. Guión: Cormac McCarthy. Elenco: Michael Fassbender, Penélope Cruz, Javier Bardem, Cameron Diaz, Bruno Ganz, Brad Pitt, Rubén Blades, Rosie Perez, John Leguizamo. Producción: Paula Mae Schwartz, Steve Schwartz, Ridley Scott y Nick Wechsler. Distribuidora: Fox. Duración: 117 minutos.

Depredadores al acecho.

Frente a una película como El Abogado del Crimen (The Counselor, 2013) no queda más que sincerarnos y dar rienda suelta a la perplejidad: ¿quién hubiese pensado que un realizador con el pedigrí de Ridley Scott podría encarar un proyecto con las peculiaridades del que hoy nos ocupa? A decir verdad, el británico nunca se caracterizó por las sutilezas narrativas, casi siempre optó por propuestas “tradicionales” y este thriller criminal con toques sardónicos parece no estar dentro de su rango habitual. Pero antes de profundizar en los resultados concretos de la presente hazaña, conviene aclarar que el cineasta filmó el guión de Cormac McCarthy tal cual como estaba escrito, en una actitud que podemos atribuir tanto al respeto como a su notorio desinterés en cuanto al desarrollo de personajes.

Una vez digerida y repensada desde distintas ópticas, uno puede llegar a sopesar hasta qué punto estamos ante una obra singular, de propiedades únicas para lo que suele ser la coyuntura hollywoodense contemporánea. Bajo la excusa de la desaparición de un enorme embarque de cocaína en barriles, transportado en un camión atmosférico y perteneciente a un importante cartel, la historia presenta una serie de venganzas superpuestas, fugas ocasionales y alguna que otra situación un tanto estrambótica/ irónica. McCarthy, responsable de las novelas que inspiraron a Sin Lugar para los Débiles (No Country for Old Men, 2007) y La Carretera (The Road, 2009), estructura la trama de manera enigmática, basándose principalmente en diálogos existencialistas y chispazos de violencia furtiva.

Que Scott haya tomado la decisión de no corregir las inconsistencias cíclicas del guión original es sólo uno de los factores que provocan asombro, sobre todo tratándose de un convite de este calibre. El segundo ítem, relacionado por supuesto con el anterior, lo hallamos a nivel del elenco, una verdadera colección de estrellas como no se veía desde hace tiempo: a pesar de que las protagonistas centrales son las dos parejas que conforman Michael Fassbender/ Penélope Cruz y Javier Bardem/ Cameron Diaz, aquí encontramos participaciones de Bruno Ganz, Brad Pitt, Rubén Blades, Rosie Perez, John Leguizamo, etc. En El Abogado del Crimen, el típico preciosismo visual del inglés está algo atenuado y en gran medida se traslada al diseño de producción, el maquillaje y el vestuario en general.

Mientras que McCarthy vincula los secretos que esconde el desierto con la desazón y los clásicos peligros del film noir, el director deja su marca de estilo empardando la desesperación y eventual agonía de los personajes con una sensualidad extravagante, tan exquisita como meticulosa. Sin dudas Scott ha recuperado el impulso creativo de antaño, ya que el trío compuesto por El Abogado del Crimen, Prometeo (Prometheus, 2012) y Robin Hood (2010) supera con creces a las previas Red de Mentiras (Body of Lies, 2008), Gánster Americano (American Gangster, 2007) y Un Buen Año (A Good Year, 2006). Así las cosas, esta prodigiosa anomalía explora las capacidades de acecho y camuflaje de los grandes depredadores, esos que desde las sombras nos asesinan y controlan la cadena alimenticia…

calificacion_4

Por Emiliano Fernández

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →