A Sala Llena

El Destino Final, según Matías Orta

Si tenés la visión de que vas a morir, mejor no hacer nada al respecto. Total, después la Parca se va a enojar mucho con vos. Eso es lo que uno piensa luego de ver cada secuela de esta saga que empezó en 2000. Seguro muchos recuerdan el accidente aéreo ocurrido al principio de esa aterradora película, cosa que perturbó a más de uno. Luego vinieron la segunda parte (más trash que la anterior) y la tercera, otra vez dirigida por James Wong, quien hizo la primera y casi se encarga de la cuarta, pero eligió rodar Dragonball Evolución.

El Destino Final no ofrece nada nuevo (para empezar, la premisa es siempre la misma). Sin embargo, no deja de ser divertido ver muertes cada vez más creativas y rebuscadas, y la narración lo lleva a uno de las narices y la acción, por momentos, es impredecible. Este aspecto se ve muy reforzado ahora gracias a que el film está hecho para ser proyectado en 3D (también puede verse de manera convencional en otros cines), de manera que uno sienta que esa rueda del coche sale disparada hacia nosotros o que vamos a terminar atravesados por un pedazo de hierro. Sobre el final de la peli hay muy divertidos chistes autorreferenciales acerca de este tema.

Volviendo a las muertes, una en particular, en una pileta, parece influida por el cuento “Tripas”, de Chuck Palahniuk, autor del libro en el que se basó El Club de la Pelea. No veo mal dejarles un link al cuento pinchando aquí (recomiendo no comer nada antes de leerlo).

En el elenco casi no hay caras conocidas, pero vale destacar a dos. Por un lado, Krista Allen, a quien el público que gusta de mujeres recordará de las películas de Emmanuelle (¡También en tercera dimensión!) que emitían a la medianoche por el canal The Film Zone. También aparece Mykelti Williamson, famoso por hacer del amigo de Forrest Gump en la peli del mismo nombre.

El director David R. Ellis vuelve a demostrar que sabe entretener sin ser light ni pretencioso. Basta con chequear Destino Final 2, Celular y Snakes on a Plane, que en Argentina se llamó Terror a Bordo, igual que aquella joyita de Phillip Noyce protagonizada por Nicole Kidman. Ellis confesó que volvió a la serie por el tema de 3D, que cada vez están usando más películas, como la inminente Avatar de James Cameron. De hecho, para su próximo delirio también usará esa tecnología.

Desde A Sala Llena esperamos que luego de ver la peli no teman andar por escaleras mecánicas. Bah, después de visionar toda la saga uno no querría ni moverse de la casa… aunque, ojo, puede caerse el techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS