A Sala Llena

Eso que se mueve tan despacio, que parece quieto

Eso que
se mueve tan despacio, que parece quieto

Dirección
general:

Matías Dinardo. Dramaturgia: Matías
Dinardo. Asistencia de dirección: Ilona
Szentiványi. Producción general:
Laura Martinez Corfield. Realización
Audiovisual:
Matías Dinardo, Laura Martinez Corfield, Ilona Szentinványi. Escenografía: Pablo Calmet, Daiana
Chavez Ríos. Iluminación: Pablo
Calmet. Música Original: Joaquin
Giorgiutti. Intérpretes: Sabrina
Macchi, Maximiliano Zago.  Prensa: Ilona Szentiványi

“¿Alguna vez supimos que hacer?”, es la
pregunta central que se hacen los protagonistas de Eso que se mueve tan
despacio, que parece quieto, la obra de tres jóvenes realizadores,
recientemente egresados de la UBA. La pieza teatral narra el encuentro de una ex
– pareja, un tiempo después del quiebre de su relación. Sabrina Macchi y
Maximiliano Zago, interpretan a estos dos jóvenes, que al reencontrarse deberán
evaluar el estado actual de sus vidas, así como los errores del pasado.  

En este contexto, la tensión y distensión son
los elementos centrales de la obra, que encuentran su equilibrio perfecto
mediante el diálogo y la musicalización de Joaquin Giorgiutti. La narración
comienza situando al público en la incomodidad del primer encuentro
post-ruptura, donde los protagonistas intentan dilucidar si saludarse
fríamente, casualmente o llenos de emoción. Lo interesante aquí es la
contraposición del carácter masculino racional con el femenino emocional, a la
hora de hablar del estado de ánimo. Algo que a lo largo de la obra irá
transformándose.

Y así de opuestos como son los protagonistas,
serán también sus tópicos de conversación. Aquí vale elogiar al guionista
Matías Dinardo, que logra saltar de manera elocuente entre la banalidad y la
profundidad emocional, creando un clima muy particular. En una hora, el público
espectador se encontrará atravesando un parque de emociones, que salta de la
risa hasta el llanto y nuevamente a las risas.

Por otro lado, además de las brillantes
actuaciones de Macchi y Zago, es la escenografía y las proyecciones audiovisuales
que realzan a esta obra. Los protagonistas toman el escenario – sumamente
pequeño e íntimo – por primera vez con un carrito a su lado. Cada carrito está
decorado hasta el último detalle y representa la vida y el bagaje de los
personajes, orientando así al espectador. A su vez, los videos proyectados
detrás de los protagonistas (donde se lucen las actuaciones de Carlos Kaspar,
Nicolás Vago y Victorio D’Alessandro), agregan dinamismo a los relatos
nostálgicos del pasado.   

Para concluir, la intimidad de la sala en el
Espacio Cultural Urbano fue algo que conmovió más de lo esperado. Al estar a
unos metros del escenario, se sentía ser parte del dolor, la bronca y la
indecisión de los protagonistas. Por eso, Eso que se mueve tan despacio, que
parece quieto es una propuesta inteligente, fresca y divertida para quien
busque una experiencia teatral con influencias cinematográficas. Con actores
que soplan vida y emoción a esta obra, recomiendo dejarse sorprender por esta idea
original de Ilona Szentiványi y Laura Martinez Corfield.         

Teatro: Espacio Cultural Urbano – Acevedo 460

Funciones: Domingos – 21:00 hs

Entradas: $65,00


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS