A Sala Llena

0
0
Subtotal: $0,00
No products in the cart.

CRÍTICAS

Fiona Nista

Dramaturgia y actuación: Valeria Stilman. Dirección General: Julia Muzio. Asistencia de dirección: Julieta Gutman. Dirección Coreográfica: Cecilia Gruner. Música Original: Pablo Martín. Diseño de Luces: Pablo Calmet. Diseño Gráfico: Lucas Sollazzo.Producción ejecutiva: Andrea Vertone. Co-producción: El Piso Teatro

 “Fiona Nista se autoproclama: cantante, performer, artista. Hija abandonada de un reconocido músico de Rock de los 70´s y adicta a las redes sociales, tuvo un solo éxito musical en toda su carrera, y parece haber quedado loopeada en esa efímera fama superficial.”

Esta información es lo que se sabe de antemano de la protagonista de este unipersonal. El nombre y el juego de palabras que genera también , ya adelanta algo acerca del tipo de personaje con que el público va a encontrarse, un ser onanista, que en este caso no refiere directamente a lo sexual, sino más bien a la autoestimulación del ego.

En clave de humor se desnudan ciertos clichés de la fama en general y en particular de las estrellas del rock y del pop, pero también se toca un tema como la exhibición, sobre todo en redes sociales; cuestión que no solo atañe a famosos.

Cualquiera puede verse reflejado en mayor o menor medida en ciertos aspectos de la comunicación de esta era y la exposición que implica, ya que vivimos en el mundo de la “espectacularización” de la vida cotidiana.

Desde personajes como Fiona Nista, ciertos artistas, quienes se desempeñan en los medios y hasta cualquier ser humano hoy en día tiene que mostrarse públicamente, buscando la aceptación. En este sentido,  el reconocimiento se vuelve una necesidad.

Fiona es artísticamente limitada, contrariamente la actriz logra encarnar al personaje desplegando canto, danza, pasos de comedia y  una actuación lúdica y contundente. La música original contribuye para generar clima y para sostener el ritmo de la comedia. El encierro y el patetismo de esta cantante no son para nada un obstáculo para que la obra sea entretenida, predominando los momentos cómicos y abriendo puertas a la reflexión.

Uno de los desafíos a la hora de encarar un unipersonal es encontrar la forma en que una sola persona pueda llevar a cabo los cambios de escena necesarios buscando el equilibrio entre narrativa clara y fluidez. Para ello,  la obra recurre a la proyección de audiovisuales que complementan los giros dramatúrgicos. La presencia de dichas proyecciones no solo aporta como recurso  escénico, sino que da cuenta de la interacción de lo real con lo virtual.

Además de este modo se logra plasmar la estética inherente al mundillo del personaje en cuestión. La pantalla cobra otra dimensión, visualmente (por momentos las imágenes parecen generar efectos en 3D), y metafóricamente va cobrando distintos sentidos en relación a la protagonista a lo largo de la obra.

Quizá en la búsqueda de reconocimiento en el fondo lo que se busca es reconocerse a uno mismo. Quizá el teatro sirva para reconocernos, con la ficción, el espectador se identifica, por reflejo o por oposición a lo que ve y además confirma o amplía su imaginario.

En la indagación por la autosatisfacción, Valeria Stilman logra satisfacer al público, por lo que es recomendable, salirse de las redes sociales en busca de la verdadera Fiona Nista, la de la escena.

Teatro: El Piso – Hidalgo 878

Funciones: Viernes  21:00 hs.

Entrada: A la gorra

calificacion_4

 

 

 

Por Jonathan Sassón

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back to Black

LEER MÁS →

Yannick

LEER MÁS →

El motín del Caine

LEER MÁS →
Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestro Newsletter