A Sala Llena

Koan

(Argentina, 2015)

Dirección y Guión: Osvaldo Ponce y Karina Kracoff. Elenco: Claudio Giovannoni, Celina Ponce de León, Laura Josefina Yañez, Coni Marino, Toti Glusman, Miguel Annecchini, Enrique Blanco, Claudia Kelly. Producción: Osvaldo Ponce y Karina Kracoff. Distribuidora: Independiente. Duración: 69 minutos.

Misticismo, conciencia, naturaleza, búsqueda, maestro, discípulo, esperanza. Son algunos de los términos fundamentales para adentrarse en el universo de Koan, reciente y muy intrigante producción nacional.

Por un lado tenemos a Lao (Claudio Giovannoni), un sanador que reside en el sur argentino. Por otro lado está Olkar (también encarnado por Giovannoni), un obsesivo fotógrafo español ahora en Buenos Aires, que viaja a esa parte del país para capturar imágenes de fuerte impacto emocional. Aunque ninguno de los dos tiene parentesco sanguíneo ni se conocen mutuamente, Lao y Olkar son fáciles de confundir. Y no pasará mucho tiempo para que se produzca el encuentro entre ambos; un encuentro que será crucial para la vida de Minervina, una muchacha con una enfermedad aparentemente incurable hasta para Lao.

La película fue filmada mayormente en la Patagonia, pero Osvaldo Ponce y Karina Kracoff aprovechan los paisajes respetando la esencia de una premisa anticonvencional, sin caer en postales turísticas. El guión deja un poco de lado la narración clásica y el aspecto visual acapara la atención, de manera que el público pueda ser transportado a una experiencia que incluye momentos oníricos. La cuidada y muy pensada puesta de cámara y la iluminación (Ponce es también el director de fotografía), más la música de Bosques, contribuyen a generar un clima especial. Además, los directores, a través del personaje de Olkar, también reflexionan sobre la fotografía, la luz, la imagen.

También aparece el tema del doble, explorado tantas veces desde el cine mudo en films como El Estudiante de Praga y, recientemente, en El Hombre Duplicado, de Denis Villeneuve. Por supuesto, aquí no hay connotaciones siniestras sino que se apuesta más a lo positivo de la unión de estos Otros Yo. Claudio Giovannoni se destaca en ambos roles, haciendo creíbles al curandero y al fotógrafo. Las escenas entre ambos personajes son los puntos más interesantes de la historia. El resto del elenco está compuesto por actores como Coni Marino y Toti Glusman y caras menos conocidas pero funcionales al resultado final.

Con un extenso recorrido por festivales, Koan propone algo distinto al cine que se pueden encontrar en cartel actualmente (nacional y extranjero), apostando a la contemplación, a la ensoñación, a la reflexión, y no a los trazos gruesos ni a los golpes de efecto. Una película para descubrir y dejarse llevar.

calificacion_3

Por Matías Orta

[email protected]

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Merlina (Wednesday)

LEER MÁS →

Noche sin paz (Violent Night)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS