A Sala Llena

La saga Crepúsculo: Eclipse

Normal 0 21

La saga literaria y cinematográfica que comenzó con Crepúsculo supo ganar fanáticos y detractores por igual. Si bien se le pueda criticar el enfoque por momentos demasiado light, resulta imposible negar que son historias entretenidas, bien contadas, personajes más que interesantes y bien desarrollados (“¡Y hermosos!”, agregaría cualquier fanática). Y a pesar de los elementos sobrenaturales, allí están los tópicos de la cultura adolescente de cualquier país y de cualquier época: soledad, incomprensión, confusión, amistad, rebeldía, amor, amor no correspondido, las relaciones sexuales y la libertad para tomar decisiones.

Crepúsculo funcionaba como una versión Romeo y Julieta, pero en la que Edward, el joven, es un vampiro. En Luna nueva cobra preponderancia Jacob, el muchacho lobo (No, no es Michael Fox) que pretende a Bella. Eclipse hace profundiza en la tensión entre las razas nocturnas, que deberán unir fuerzas para combatir a un enemigo en común, más numeroso y poderoso. El resultado: una película sombría, vertiginosa, pero no carente de momentos románticos, dramáticos y cómicos. El mérito es de David Slade. Este canadiense ya había demostrado ser un director a tener en cuenta gracias a films como Hard Candy y, sobre todo, 30 días de noche; de los últimos diez años, la mejor película de terror con vampiros[1]. En la saga creada por Stephenie Meyer supo encontrar un equilibrio entre las escenas intimistas (imperdible el diálogo entre Edward y Jacob en lo alto de la montaña; seguramente, lo mejor de la película), y las secuencias de persecuciones y ataques que involucran a licántropos y no-muertos. En lo que se refiere a las peleas, abundan torceduras y mutilaciones de diferentes clases, aunque sin sangre. Los hombres lobos digitales están cada vez más logrados, pero todavía se ven como lo que son: criaturas hechas por computadora.

Kristen Stewart, Robert Pattinson y Taylor Lautner siguen estando muy convincentes… pero podrían estar mucho mejor (sobre todo ella, quien se destacó en films como Adventureland: Un verano memorable y viene de hacer de la rockera Joan Jett en The Runaways). Por fortuna para el trío protagónico, los ejecutivos de Summit Entertainment son muy inteligentes a la hora de elegir directores para la saga, ya que fueron ellos los encargados de sacar lo mejor de los jóvenes actores.

Además, en esta película hay más participación de otros miembros del clan Cullen, empezando por Jasper (Jackson Rathbone) y Rosalie (Nikki Reed); los espectadores podrán conocer el tortuoso origen de su condición vampírica. Dakota Fanning vuelve como la mortífera Jane, aunque todavía aparece demasiado poco en pantalla. Bryce Dallas Howard reemplaza a Rachelle Lefevre en el rol de la sanguinaria Victoria, un ser decidido a vengar la muerte de su amado James (asesinado por los Cullen en Crepúsculo).

Sin duda, Eclipse en la mejor de  la saga. Pero todavía falta Amanecer, que se estrenará en dos partes, ambas dirigidas por el oscarizado Bill Condon.

Así que a no desesperar, que la noche aún está en pañales. 

 

 

[email protected]


[1] La joya sueca Criatura de la noche no cuenta, ya que funciona más como fábula siniestra que como película de terror.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Aftersun

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS