A Sala Llena

Los Muppets, por Iván Steinhardt

Tenía una TV blanco y negro. Una Zenith de esas con antena y un “cambiacanal” con perilla que hacía el típico “trac, trac” cuando pasaba de canal a canal y una rueda de sintonía fina incorporada. En esa tele veía el Show de los Muppets cuando se daba en el viejo canal 11 los sábados. Las caracajadas mas fuertes eran las de mi viejo que evidentemente entendía mas chistes que yo.

Para mí era gracioso el simple (y frenético) movimiento de los títeres de Jim Henson lo que me prendía sonrisas.

Mucho mas adelante entendí otra parte de esa genialidad. Cada muñeco tenía vida propia. Se podía observar en la pantalla chica que los ojos jamás se movían y sin embargo, eran tan expresivos y con tanta personalidad como cualquier ser humano. Cuando saltaron a la pantalla grande con ese clásico de mi infancia que es Los Muppets van a Nueva York (1984), sabía perfectamente qué esperar de cada personaje. Jim demostraría también su habilidad para contar historias e incluso salirse del lugar cómodo para darle su talento a dos maravillas cinematográficas (hoy de culto) como El Cristal Encantado (1982) y la ciclotímica Laberinto (1986) con la debutante Jennifer Connelly y aquel villano compuesto por David Bowie.

El regreso de Los Muppets al cine no pudo ser mejor homenaje a su creador y a los fans, empezando por la crudísima aceptación que da pie a la aventura: “ustedes ya no son famosos” escupe la gerente ejecutiva de una de las tantas cadenas que visitan para intentar revivir el espectáculo. Lo sabemos todos: los medios pueden ser así inclusive cuando se trata de faltarle el respeto a un clásico.

La tienen tan clara los guionistas de esta entrega, que entendieron perfectamente lo que debían hacer para reflotar el show: mantenerse absolutamente fieles a la escencia de la idiosincracia y el tipo de humor que llevó a Los Muppets a donde llegaron. Por un lado, Jason Siegel inventa un nuevo muñeco (Walter) que acompaña al personaje protagonista (el mismo Siegel) desde la infancia.  Por el otro Nicholas Stoller aplica todos los tics que escribió anteriormente para el único Muppet de carne y hueso: Jim Carrey (Las Locuras de Dick y Jane y Sí Señor) El mérito de ambos es aún mayor porque hay una generación entera, ignorante de la existencia de Kermit y compañía con lo cual era fácil meter efectos especiales y demás, suponiendo una conexión con los chicos de hoy. Un error cometido por otras adaptaciones de series de humor como por ejemplo El Superagente 86 obviando que nunca fue necesario el super presupuesto para el humor sino buenos chistes.

En este sentido, Los Muppets funciona a la perfección desde el minuto uno. Siguen intactas las burlas internas al presupuesto con que se cuenta (para esta película en sí); a la primera coreografía musical (con letra endulzada sobre la vida) a cuyo término los bailarines y extras gritan “¡al fin se fueron!” o las burlas externas cuando se ponen ejemplos de programas televisivos actuales y de alto rating para chicos como “Pégale al Maestro”.

La excusa para reunir al elenco es la posibilidad de pérdida del predio abandonado que funcionaba como parque temático de Los Muppets a manos de un inescrupuloso magnate (interpretado brillantemente por Chris Cooper), a menos que se junten diez millones de dólares antes de determinada fecha y hora.

Fiel al estilo, tampoco faltan un sinfín de cameos de gente famosa y el “invitado” de ocasión (cada show semanal tenía uno), en esta oportunidad, un atribluado Jack Black que también juega a jugar de estrella seria.

Extremadamente graciosos, contestatarios, irreverentes y por sobre todas las cosas tan vigentes como el humor mismo, Los Muppets 2011 (en nuestro caso será 2012) están para (ojalá) quedarse y presentarse a las nuevas generaciones con la propuesta mas sana del mundo: reír. reirse mucho.

Imperdible.

Por Iván Steinhardt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS