A Sala Llena

Madre! (Mother!)

(Estados Unidos, 2017)

Guión y dirección: Darren Aronofsky. Elenco: Jennifer Lawrence, Javier Bardem, Ed Harris, Michelle Pfeiffer. Producción: Scott Franklin, Ari Handel, Darren Aronofsky. Distribuidora: UIP. Duración: 121 minutos.

El mundo puertas adentro

En algo siempre cumplen las películas de Darren Aronofsky: dejan mucha tela para cortar. Desde su primer largometraje Pi (1998) hasta Noé (Noah, 2014), pasando por Réquiem para un Sueño (Requiem For a Dream, 2000) y El Cisne Negro (Black Swan, 2010), siempre lleva a la pantalla relatos donde sus personajes se ven presos de un conflicto interno que deviene en externo y abre la puerta a múltiples simbologías e interpretaciones. Su más reciente opus titulado Madre! (Mother, 2017) no escapa a este axioma.

Abucheada y aplaudida de pie en igual medida durante su proyección en el Festival de Venecia, cuenta la historia de una mujer interpretada por Jennifer Lawrence y su marido escritor, interpretado por Javier Bardem, quienes viven en una casa en medio del campo, que ella está restaurando por completo desde el techo hasta el piso, mientras él intenta superar su bloqueo creativo. La cuestión se pone interesante cuando un extraño hombre y su mujer (Ed Harris y Michelle Pfeiffer) llegan de forma inesperada al hogar, lo que desencadena una sucesión de hechos “extraños”. Pero por supuesto este adjetivo no empieza ni siquiera a describir lo que vemos en 121 minutos de película; por ejemplo, no sabemos el nombre de ningún personaje… y esto es sólo la punta de este iceberg cinematográfico.

Con fuertes referencias al clásico de Roman Polanski El Bebé de Rosemary (Rosemary’s Baby, 1968) y un guión que el propio Aronofksy reconoció haber escrito en apenas cinco días -con ideas en su cabeza como la crisis mundial, las catástrofes climáticas y la incomunicación creada por la tecnología-, Madre! también tiene una fuerte carga simbólica desde lo religioso, dando como resultado una obra que ofrece múltiples niveles de interpretación, sin garantía de que alguna de estas logre satisfacer a la extensa gama de espectadores.

La sensación claustrofóbica de seguir al personaje de Lawrence por cada rincón de la casa -el relato nunca abandonará este espacio- en un casi constante primerísimo primer plano carga de tensión lo representado, con una estructura narrativa que se quiebra promediando la mitad del film y desata un rompecabezas interpretativo que probablemente sólo alcance un sentido completo dentro de la cabeza de su realizador, algo que enfurecerá a varios y dejará intrigados a otros, en particular a aquellos que gusten de desmenuzar una obra que viene sin manual de instrucciones, con todo lo bueno y todo lo malo que esto implica. Una película cuestionable, sobreabarcativa, tal vez fallida, pero de ninguna manera intrascendente.

calificacion_3

 

 

© Alejandro Turdó, 2017 | @AleTurdo

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →