A Sala Llena

Marco Sanguinetti Trío en Sergio Souza Teatro

Marco Sanguinetti Trío en Sergio Souza Teatro – Blackman y su cueva. Domingo 16 de Agosto de 2016

 

Marco Sanguinetti: piano y armonio

Jerónimo Carmona: contrabajo

Fermín Merlo: batería

 

– Paisajes contemporáneos –

 El domingo pasado, el cuarteto del compositor y pianista Marco Sanguinetti se presentó excepcionalmente sin su DJ, Migma, en forma de trío en el Teatro Sergio Souza también conocido como Blackman y su cueva en el maco del ciclo de compositores argentinos contemporáneos.

La música de Sanguinetti recorre a través de un esquema de jazz diversas influencias que discuten en tensión constante combinándose para conformar un estilo moderno capaz de mezclar pasajes aleatorios del minimalismo de John Cale con un jazz fusión y reinterpretaciones de temas de Radiohead con el folclore actual.

Con su habitual calidez, Marco comenzó el concierto con una breve presentación introductoria tras la que interpretó “Impro” + sucesos para dar paso a “Claramente”, el último tema de su disco 8, mezclado para vinilo para su mejor apreciación melómana. Tras un adelanto de un tema nuevo, sin nombre aún, en clave de candombe, la banda interpretó “Navigator”, uno de los temas más bellos del disco 8 que remite a imágenes de la película neozelandesa homónima de 1988 sobre un viaje en el tiempo.

Mientras las gesticulaciones ampulosas del contrabajista Jerónimo Carmona y el baterista Fermín Merlo demostraban su compenetración en los temas, Sanguinetti permanecía taciturno como si la música fluyera a través suyo. A medida que el concierto continuaba, las imágenes abstractas se sucedían mentalmente remitiendo al diseño de Laura Varsky y las ilustraciones de Leandro Castelao para el disco 8.

Con “No lo sabemos”, “Camino” y otro tema nuevo las imágenes melódicas se tornaron más intimas, afables y melancólicas, remitiéndolos a combinaciones de jazz y tangos instrumentales de la mano del inconfundible sonido nostálgico del armonio que Sanguinetti desenfundó de su maletín.

La velada no podía completarse sin “Airbag”, uno de los temas de las recientes exégesis que Sanguinetti estuvo realizando en Bebop Club con su cuarteto sobre la banda inglesa Radiohead. El final tuvo a otro tema nuevo como protagonista para dejar en claro que se viene otro disco cargado de sonoridades de distinta índole. Con una atmosfera intensa, Sanguinetti dejó a su público con ganas de que el concierto continúe y los pasajes imaginarios se extiendan.

Durante una hora los músicos desplegaron tanto su virtuosismo como su sensibilidad en diez temas que dan cuenta de la gran labor de composición de Sanguinetti en los últimos años y de su vigencia en la escena de la música contemporánea. Los sueños de viajes en el tiempo se fusionaron con un anhelo afligido tan típico del tango y del jazz y las imágenes abstractas se convirtieron de a poco en paisajes mentales. El espíritu de la modernidad que busca en el arte su sentido aún sigue ardiendo en algunos corazones.

calificacion_5

Crítica: Martín Chiavarino.

Foto: Analía Rovetta.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

El chef (Boiling Point)

LEER MÁS →

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →