A Sala Llena

Todos Tenemos un Plan, según Rodolfo Weisskirch

Príncipe y Mendigo

Las expectativas eran altas, sin duda. Es raro que un actor que está viviendo un momento destacado dentro de la industria hollywoodense acepte participar en una ópera prima argentina en un momento no demasiado “iluminado” del cine nacional. No es la primera vez que una figura extranjera viene a filmar a nuestro país una obra dirigida por un artista local. Liv Ullman trabajó con María Luisa Bemberg en La Amiga; Jeremie Rennier, sin ir demasiado lejos, protagonizó Elefante Blanco de Pablo Trapero junto a Ricardo Darín. Ni hablar de los españoles que vienen constantemente al país y viceversa; pero el caso de Mortensen es más llamativo. Dejemos de lado el tema de que vivió mucho tiempo en el país, su fanatismo por San Lorenzo y su perfecto dominio del castellano a lo porteño. Viggo, que está construyendo una interesante filmografía al lado de David Cronenberg, se da el lujo de elegir tanto proyectos con grandes presupuestos como trabajos más modestos, y ahora protagoniza ni más ni menos que una película nacional.

La persona que consiguió esto es la directora Ana Piterbarg, y el resultado es tan ambiguo como la propuesta. La historia de dos hermanos que intercambian vidas, aprovechando su cualidad de mellizos, se viene llevando al cine desde los albores de este arte. Sin embargo, en Todos Tenemos un Plan, lo que más se destaca es la intención por parte de la realizadora de crear atmósferas siniestras, de enrarecer el relato a través del clima, de no venderse hacia los requerimientos del cine comercial y respetar los tópicos del cine negro sin ridiculizarlo, encontrando un timing lento, denso pero adecuado para la propuesta.

Existe un riesgo, que forma parte de la ambigüedad misma del relato: pretender transmitir un misterio con las preguntas ya resueltas, con los personajes en primer plano pero, a la vez, que otras preguntas queden sin resolverse, haciendo partícipe al espectador de la ambigüedad del protagonista -que está lejos de ser un héroe clásico y se parece más al protagonista de un film de Hitchcock-. Aquí tenemos a un hombre que es confundido con otro y, por lo tanto, debe enfrentarse a lo que heredó de él -en este caso, su mellizo-. Claro, el personaje busca también su destino y, de ahí, su complejidad, porque no termina de meterse al espectador en el bolsillo (de hecho, podríamos relacionarlo con una mezcla del protagonista de Cuéntame tu Vida con el de El Hombre Equivocado). Piterbarg logra generar una distancia prudencial y mostrar el rostro más oscuro del personaje. Da pocos indicios y la información adecuada para construir al personaje y su entorno.

A medida que va desarrollándose la acción, el misterio se incrementa. Viggo Mortensen logra una interpretación madura, austera, llena de matices para diferenciar a ambos personajes. Es cierto que las escenas más dialogadas cortan con el clima generado en aquellas en las que los silencios dicen más que una conversación, o una mirada comunica la verdad mejor que el discurso.

Los personajes son inteligentes. Muchos de ellos logran razonar sin manifestar lo que sienten, un gran acierto del film. En ese sentido, el trabajo de Piterbarg como directora de actores es notable. La realizadora apuesta por las expresiones mínimas: un cuadro congelado en las reacciones logra equilibrar la frialdad y banalidad de algunos diálogos demasiado explicativos e innecesarios. Justamente, la película pierde atractivo cuando el texto toma demasiado protagonismo y las metáforas son tan evidentes que no hace falta expresarlas con palabras. La voz en off del personaje de Clara (Sofía Gala Castiglione) es innecesaria y perjudica incluso a la actriz, que logra posiblemente la mejor actuación de su carrera -austera, verosímil, inocente pero, al mismo tiempo, muy potente-. Cuando el personaje toma rol narrativo y moralizador es cuando se vuelve poco creíble. A pesar de esto, Castiglione es una de las sorpresas del film. Por otro lado, a Daniel Fanego el rol de villano le calza perfecto. Aquí el actor se come cada escena, imponiendo presencia corporal incluso sobre una figura como la de Mortensen.

En un lugar más abajo quedan Javier Godino y Soledad Villamil (ambos intérpretes de El Secreto de sus Ojos), que no tienen personajes adecuados para destacarse un poco más. Los pocos minutos de cada uno son solventes pero no aportan demasiado a la narración.

La película tiene altos y bajos. Quedan huecos narrativos, algunos impuestos, que posiblemente no le aportarían mayor información a la historia (el personaje de la esposa de Agustín a cargo de Villamil); pero también hay otras subtramas que no cierran y generan preguntas que le restan verosimilitud al relato (por ejemplo, el destino de los hermanos interpretados por Sergio Boris y Alberto Ajaka).

Todos Tenemos un Plan es un film pretencioso por su ambición y su riesgo, al no atarse al típico cine industrial, que no busca el público masivo con herramientas fáciles. A su vez, como sucedió con El Aura, la recordada obra maestra de Fabián Bielinsky, apuesta a generar atmósferas ominosas, gracias a personajes sombríos, fríos, un tono solemne salido de los mejores policiales negros y una geografía muy particular -como la de El Tigre, que funciona como quinta protagonista-. Y aunque no logra ser tan ambigua, profunda, filosófica e imprevisible como el mencionado film del director de Nueve Reinas, se aproxima bastante al clima. Vale destacar, en ese sentido, el aporte de la banda sonora de Federico Jusid y la fotografía de Lucio Bonelli, que acompañan un relato que le debe mucho a la literatura de Horacio Quiroga.

Finalmente, puede decirse que la ópera prima de Ana Piterbarg merece ser vista más de una vez. Es una apuesta por un cine diferente que logra convocar al público masivo con su protagonista, pero que también deja contento al cinéfilo más exigente con su arriesgada puesta en escena.

alt

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Dog, un viaje salvaje (Dog)

LEER MÁS →

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS