A Sala Llena

Amour, según Julia Panigazzi

Amour ya fue catalogada como “la película tierna de Michael Haneke”, que cuenta cómo la vida de una pareja de jubilados intelectuales –Anne y Georges– se ve movilizada luego de que ella sufre la parálisis de una parte de su cuerpo, acarreando con ello problemas mayores, fruto de la enfermedad y la vejez. ¿Por qué tierna? Porque son viejitos y porque se quieren mucho, pero eso es solo una parte de este film emotivo y visceral que enfrenta al público con algo tan tabú como la muerte digna, enmarcada en un relato que enfrenta a ésta con el amor, una y otra vez.

El deterioro de Anne no cae en el lugar común, sino que lo insinúa, en un magnífico trabajo en conjunto de la dupla actoral -Jean Louis Trintignant y  Emmanuelle Riva–, que maneja los silencios sabiamente e intenta seguir adelante solos. Sin embargo, la magnitud que va tomando la enfermedad eclipsa los pensamientos, ocasionando un fuerte cruce entre lo correcto, el deber y la culpa.

En un papel pequeño pero contundente, la infaltable Isabelle Huppert es la hija concertista que visita esporádicamente a la pareja, casi desentendiéndose de la situación, evidente ante sus ojos. Por culpa de su padre o por su propio egoísmo, sus actitudes y palabras personifican a quien propone la solución externa, algo fuerte, ya que este tipo de propuestas suelen venir del lado de la familia política. El director de Funny Games retrata a la pareja en su peor momento, siempre en el interior de su departamento, reduciendo todo a lo esencial: lidiar con la muerte a través de lo cotidiano. Aun en los peores momentos, como en La Cinta Blanca, lo cruel e impensado se muestra de manera sutil.

Al ser la pareja amante de la música clásica, podría haberse inundado el relato con sesiones, pianos y demás; sin embargo, la música que se escucha es escasa y precisa –al comienzo y durante la etapa final en el recuerdo de Anne-, lo que resulta acertado, ya que los momentos se disfrutan y subrayan mucho más. No es común ver films con protagonistas octogenarios y, menos aun, enamorados. Amour propone lidiar con ello metiéndose en la intimidad de una pareja maravillosa, como solo Haneke puede crearla.

calificacion_4

Por Julia Panigazzi

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →