A Sala Llena

Astas de Terciopelo

Coreografía: Teresa Duggan. Dirección: Teresa Duggan. Producción: Teresa Duggan. Asistente general: Claudia Valado. Escenografía: Teresa Duggan, Alejandro Mateo (asesoramiento). Iluminación: Teresa Duggan. Fotografía: Joaquín Pérez Echegaray. Vestuario: Nam Tanoshii. Música: collage musical de varios autores. Elenco: Teresa Duggan, María Laura García, Daniela Velázquez, Magda Ingrey, Vanesa Blaires, Laura Spagnolo, Josefina Peres, Verónica Gasser Noblía. Prensa: Simkin-Franco.

Festejo onírico

En 1984, recién reinstaurada la democracia, en la Argentina pasaban muchas cosas. En la historia del rock nacional, por ejemplo, veía la luz un disco que haría historia: Soda Stereo, el primero de la banda homónima. En el mundo de la danza, por su lado, Teresa Duggan comenzaba la que sería una larga y fructífera carrera como coreógrafa y bailarina de estilo contemporáneo. Las cuentas no son difíciles: este 2014 la artista cumple 3 décadas en los escenarios, y esa presencia sin pausa merece sin duda una celebración.

Astas de terciopelo es la última estación de Duggandanza 3D. Los festejos de la coreógrafa en el Teatro 25 de Mayo arrancaron a principios de septiembre, y por la fiesta ya pasaron El puente de la mariposa y OdalaModa, otras dos creaciones de la artista. Su última presentación encuentra inspiración en un sueño. Un grupo de mujeres sin tiempo ni espacio fijo se reúnen para confeccionar vestidos. Pero la máquina de coser y el hilo rojo con los que trabajan les revelarán su verdadera identidad: la de una manada de ciervos.

Las coreografías que eligió la artista para celebrar su trigésimo aniversario en la profesión se alejan de otras creaciones exitosas de su autoría de perfil más familiar, como su colaboración con la compañía infantil La Pipetuá. Sin embargo, las piezas de ciclo se mantienen fieles a la poesía y la imaginación que la bailarina gusta de explorar en sus presentaciones.

En Astas de terciopelo, su participación como protagonista en el escenario la coloca en el rol de titiritera de marionetas, de líder de la manada. Ella es quien controla la máquina de coser, y quien envuelve a ese grupo de mujeres en un mismo hilo rojo que las hará despertar.

Durante los 55 minutos de danza, las bailarinas se reparten entre un mundo puramente femenino de vestidos blancos y óperas francesas, y un universo salvaje, animal, pero a la vez representado con ternura a través de los ciervos. Por momentos no se llega a esa perfecta armonía de cuerpos y movimientos, pero con ayuda de su gesticulación facial y un acertado vestuario las intérpretes logran funcionar como una verdadera manada. El diseño de los trajes es obra de Nam Tanoshii, la vestuarista que ha acompañado a Duggan en la mayoría de sus presentaciones.

Una desbordante capacidad imaginativa, la elección de tomar a algunas alumnas como bailarinas, la constante relación con la naturaleza; todo ello puede encontrar su origen en la historia de esta coreógrafa que recorrió un camino profesional distinto al de la mayoría, pero aún así logró mantenerse vigente y activa durante 30 años. Aunque empezó su formación a los 17 años, en 1980 ya estaba instalada en Nueva York para tomar clases en escuelas tan rupturistas como la de Martha Graham. Con una trayectoria así, inventiva a Duggan le queda para rato.

Teatro: Teatro 25 de Mayo – Av. Triunvirato 4444

Funciones: Viernes 21:30 hs / Sábados 21 hs / Domingos 19 hs

Entradas: $ 80,00 / $ 60,00 (domingos)

calificacion_3

Por Carolina Potocar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →