A Sala Llena

Cenizas del Pasado (Blue Ruin)

 

(Estados Unidos, 2013)

Dirección y Guión: Jeremy Saulnier. Elenco: Macon Blair, Devin Ratray, Amy Hargreaves, Kevin Kolack, Eve Plumb, David W. Thompson, Brent Werzner, Stacy Rock, Sidné Anderson, Bonnie Johnson. Producción: Richard Peete, Vincent Savino y Anish Savjani. Distribuidora: CDI Films. Duración: 90 minutos.

Abandono y displicencia.

¿Qué sería de nuestra vida como cinéfilos sin las películas de venganza? Definitivamente estaríamos condenados a un devenir mucho más triste. Existen pocas situaciones más gratificantes que la de impugnar la inoperante autoridad estatal con vistas a hacer justicia por mano propia y cobrarnos de paso los intereses punitorios de turno. Si a ello le sumamos el hecho de que la muerte de otro ser humano es a veces la única reparación admisible, ya tenemos el cóctel necesario para equilibrar los tantos y encontrar un resarcimiento ficcional al cúmulo de iniquidades cotidianas. A pesar de la ilustre y extensa tradición del subgénero en la pantalla grande, hoy Cenizas del Pasado (Blue Ruin, 2013) viene a demostrar que aún es posible hallar una pequeña sorpresa que reinstale a la desesperación como fuerza matriz.

El comienzo es tan preciso como fulminante: Dwight (Macon Blair), un vagabundo, escapa desnudo por la ventana de la casa de una familia burguesa cuando los dueños regresan al hogar, luego de comer y darse un baño. En las tomas siguientes descubrimos que frecuenta una playa, vive en un auto derruido y de noche devora las sobras de un parque de diversiones cercano. Un día una oficial de policía le informa que dentro de poco liberarán a un presidiario, circunstancia que se convertirá en el catalizador de un viaje hacia la prisión y más allá. A través de un complejo rompecabezas moral de revanchas superpuestas, el realizador Jeremy Saulnier ofrece una obra exquisita que pone el acento en una progresión narrativa lacónica e intensa, en sintonía con la de los thrillers nihilistas de la década del 70.

Para aquellos que no lo sepan, en esencia estamos ante un soliloquio de Blair, un actor que pudimos ver en la simpática ópera prima de Saulnier, Murder Party (2007), una suerte de cruza enajenada entre Después de Hora (After Hours, 1985) de Martin Scorsese y la trilogía Evil Dead de Sam Raimi, no obstante en esta oportunidad cambia completamente de tono en el papel de un hombre atormentado que se ha entregado a un abandono de ribetes inaprehensibles, tanto en lo que respecta a un apocalipsis personal derivado del crimen en cuestión como en lo referido al vaciamiento paulatino de la necesidad de cualquier contacto social. Salvo por la aparición de un amigo de otras épocas, Ben (Devin Ratray), Blair es la única “voz cantante” y se luce desde su sobriedad, siempre en función del dolor acumulado.

Rodeado de misterio y con su inexperiencia a cuestas, Dwight emprende una represalia amateur como no se veía desde hace tiempo en el contexto cinematográfico actual, en la que cada movimiento implica un sacrificio enorme y la inevitable masacre nunca es tomada con ligereza porque apretar el gatillo repercute fuertemente en un intelecto al borde del colapso. El desarrollo del relato pone de manifiesto una displicencia por demás lúgubre que jamás se hace explícita mediante las típicas verbalizaciones altisonantes de los productos mainstream, esos engendros carentes de alma destinados a infantilizar aún más a un público con déficit de raciocinio. Por el contrario, la angustia, el silencio y las sutilezas gore de Saulnier crean un abismo en el que el descuido y la complacencia equivalen a la muerte…

calificacion_5

Por Emiliano Fernández

 

Vengar la sangre.

Las propuestas independientes que auspician la venganza como trama central suelen contrastarse con la corriente industrial por su preferencia a profundizar el costado moral de sus implicados y acercarse a un realismo que se pueda tomar en serio. En Cenizas del Pasado, el segundo trabajo como director del emergente Jeremy Saulnier, un desocupado con hambre de matar sale a hacer justicia por mano propia, funcionando como reflejo de la impotencia que preocupa a la sociedad.

Dwight Evans (un angustiado Macon Blair) vive como pordiosero en el interior de un auto baleado y deambula en solitario por los barrios de Virginia, ocupando casas en las que pueda bañarse sin ser descubierto. Durante el día junta basura en las playas y por las noches busca comida en los tachos de un parque de diversiones, pero una inminente noticia por parte de la policía lo sacara de su miseria para cometer un acto desesperado. Ante una apuesta sencilla, seguimos los cometidos premeditados de este vagabundo reservado pero rencoroso que decide vengar la muerte de sus padres, luego de que le informasen que el asesino saldrá en libertad mientras cumple su condena carcelaria. A medida que la historia se desarrolla, reconstruimos un pasado marcado por la desgracia y presenciamos una confrontación violenta entre Dwight y la familia del acusado.

Saulnier convierte los suburbios norteamericanos en territorio liberado (no interviene ninguna entidad como mediadora) y transporta el dramatismo económico a un relato de supervivencia (busca dejar en ridículo la falta de conocimiento criminal del protagonista) que descarta personajes intermediarios para únicamente presentar los vínculos asociados al personaje principal. El seguimiento del proceso permite apreciar su conducta intensa y preparar al espectador para un desenlace sangriento.

Cenizas del Pasado se entiende como una lectura virulenta del paisaje estadounidense que viene empeorando con el tiempo, mientras apela a una venganza ordinaria que no fantasea con peripecias como las que el mainstream nos tiene acostumbrados. La convivencia entre los diferentes rasgos que varían el tono de la cinta reluce los avatares de una sociedad afectada por la violencia y determina un trabajo competente por parte de Saulnier en la escena independiente actual.

calificacion_4

Por Enrique D. Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS