A Sala Llena

Diana

(Reino Unido/ Francia/ Suecia/ Bélgica, 2013)

Dirección: Oliver Hirschbiegel. Guión: Stephen Jeffreys.  Elenco: Naomi Watts, Naveen Andrews, Cas Anvar, Geraldine James, Charles Edwards, Michael Byrne, Douglas Hodge, Laurence Belcher. Producción: Robert Bernstein. Distribuidora: Energía Entusiasta. Duración: 113 minutos.

Demasiada mujer para tan poca película…

Lo que le falta a este film es lo que le sobró a la princesa Diana…corazón. De todas las cosas que se dijeron, y se podrán decir de Lady Di, es innegable que tenía un espíritu inquebrantable y una convicción que podía llevarla a exponerse a un campo de minas (desminado, pero con riesgo de muerte incluido) para defender la causa por la que luchaba. Conocida en su momento como la mujer más famosa del mundo, realizar una película sobre ella no parecía una tarea fácil… y definitivamente no lo fue. Ni el director de La Caída ni la excelente actriz Naomi Watts pudieron hacer nada con estas dos horas de largometraje, sólo preguntarse si habrá valido la pena siquiera intentarlo.

Nunca vemos a Diana en pantalla, es decir, por más que el peinado sea parecido, que la ropa sea la misma, el andar y el caminar sugerentes también, siempre vemos a Naomi interpretando. Los diálogos pretenden transmitir “cosas importantes” pero está claro que alguien se olvidó de decir a los actores que deberían utilizar otro tono, otra impronta, y al final nos queda la misma sensación que muchos tuvimos cuando supimos la noticia de su muerte: un vacío difícil de llenar. La película se centra en el romance que tuvo la princesa de Gales con el cirujano paquistaní Hasnat Khan (interpretado por Naveen Andrews), a quien en Lost le perdonamos que no se le cayera un gesto porque lo salvaba un gran guión. Lamentablemente en esta película no tuvo la misma suerte ya que no hay guión, más bien una sucesión de hechos cronológicos con una cámara retratándolos, la cual ni siquiera plantea una fotografía, una estética o una dirección de arte dignas de ser recordadas.

Esos dos años de romance oculto incluyen el affaire con Dodi Al Fayed, con quien seguramente Diana estuvo para generar los celos de Hasnat, un hombre sin el apoyo de su familia y con una relación demasiado avasallada por la prensa. Hablamos de la vida de una persona que valió la pena, una mujer que tuvo en contra a todos y que siguió adelante, una “leona”, como la llama la abuela de su pareja; un alma generosa que solo buscaba lo mismo que la mayoría: ser amada. La vida de Lady Di debió durar mucho más, y esta película -sin duda- mucho menos…

calificacion_1

Por María Paula Putrueli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Dog, un viaje salvaje (Dog)

LEER MÁS →

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS