A Sala Llena

Diego Frenkel en Boris Club de Jazz

Sábado 13 de agosto

Diego Frenkel (voz y guitarra) / Florencio Finkel (voz y bajo) / Lucy Patané (guitarra y voz)

Pedro Bulgakov (batería, percusión, tablas) / Victoria Carambat (voces) / Poly Sallustro (piano)

Fernando Samalea (xilofón, triángulo, batería).

Invitado especial: Lisandro Aristimuño

El cielo es azul, azul espacial, segundos después del viento callar.

Así es el comienzo de una noche galáctica, de viaje por los planetas amorosos y lunáticos de la música de tripa corazón que regalan los versos de este ser-soy-música, Diego Frenkel. Luego de muchos años, canciones, amores y cuánto más con Clap, La Portuaria y Bel Mondo, Diego, además, abrió su paso andando por el rumbo de solista, pero nunca solo. El primer disco homónimo vió la luz en 1996. Su último disco, “El día después”, se está presentando en sociedad y esa fue la excusa del encuentro. Con una energía que desborda, comparte y estalla, en un formato electro-acústico, las guitarras en rol protagónico, sus cuerdas, parecen bailar y cantar, a los músicos se los ve, se los siente inmersos en un gozo poderoso-filarmónico, mientras suenan las canciones con historias que vienen de La Portuaria, como “Nada es igual”, “Besos y Rezos”, “Baby”, y las que van a hacer su propia historia: “Olvidame”, “El Día Crucial”, “Imposible”. Con una banda que se luce por su individualidad y que bien sabe integrarse en el círculo cromático que destella. Esta formación ya se presentó anteriormente y esporádicamente en el bar de jazz, pero la novedad de esta noche particular fue la presencia de un invitado de honor…

 

“Imposible descifrarte sin tocarte, sin oírte, sin sentir el fondo de tu voz. Desandarte y luego andarte, revolverme, galopar sobre tu paso en el desvelo”…esta vez acompañado por Lisandro, armonía perfecta, equilibrio onírico, la canción justa, la bella melodía, sentir la complicidad de estos seres platónicos, de musicalidades encontradas, de la conexión que da lugar a momentos mágicos, de creer en un espejismo, y de pronto “Imágenes Paganas”, el juego de los sonidos, en el cover del tema de Virus. Todo el ambiente se llena de colores y alegría. La atmósfera que se percibía realmente era de un gran disfrute, tanto Pedro Bulgakov, desde su batería, desde sus tablas, transportándonos al viaje de los sonidos, bien esqueléticos…acústicos, con el rock de la guitarra de Lucy, los xilófonos, triángulos y el ritmo de Samalea, los bajos de Florencio, el power-piano de Poly, la voz demencial de la Carambat, personificada en  el tema que compuso Diego para la obra “Cariño” que se estrenó el año pasado en el Centro Cultural Ricardo Rojas. La presencia de Frenkel, la voz sin iguales, su complicidad escénica con cada uno de sus compañeros.

Al final, el súmmum, una burbuja de felicidad, desde Palermo al espacio, y quedándose o yéndose con “Llevame a lo Hondo”, y sí, seguramente asi será…

La próxima presentación del grupo será el 20 de Agosto en Ciudad Vieja Bar, La Plata.

Boris. Club de Jazz. Gorriti 5568. Tel: 4777-0012.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Dog, un viaje salvaje (Dog)

LEER MÁS →

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS