A Sala Llena

0
0
Subtotal: $0,00
No products in the cart.

CRÍTICAS - CINE

El Círculo (The Circle)

(Estados Unidos, 2017)

Dirección: James Ponsoldt. Guión: James Ponsoldt, Dave Eggers, basado en la novella de Eggers. Elenco: Emma Watson, Tom Hanks, Patton Oswalt, Bill Paxton, Genne Headley, Karein Gillan, John Boyega. Producción: James Ponsoldt, Sophia Dilley. Distribuidora: Digicine. Duración: 110 minutos.

Bloquear contacto

Cuando David Fincher se despachó con Red Social (The Social Network 2010) el énfasis de la historia giraba en torno a la génesis de la red en sí y las excentricidades de su creador. El Círculo (The Circle, 2017), el nuevo opus de James Ponsoldt, carga la tintas no sobre la creación sino sobre la aplicación y el impacto en la sociedad de una organización virtual que coquetea con las ideas del tan mentado panóptico de Michel Foucault.

Mae Holland (Emma Watson, la eternal Hermonie de la saga de Harry Potter) consigue el trabajo de sus sueños en El Circulo, una corporación ficticia que combina lo mejor –o lo peor- de Facebook y Google, ofreciendo unificar todas tus cuentas virtuales en una sola, al mismo tiempo que sus múltiples divisiones de investigación y desarrollo suman peso en sectores como la política y la salud. Como pueden sospechar, todo marcha de maravilla en un principio para Mae, pero conforme la trama se espesa las verdaderas motivaciones de la compañía comienzan a aflorar.

Tom Hanks y Patton Oswalt son Eamon Bailey y Tom Stenton, una suerte de Steve Jobs y Steve Wozniak de El Círculo, con charlas motivacionales revolucionarias y prácticas poco ortodoxas incluidas. Los recientemente fallecidos Bill Paxton y Genne Headley interpretan a Vinnie y Bonnie Holland, los padres de Mae, cuyos apremios podrían ser potencialmente solucionados por la beneficencia pseudo-filantrópica de la compañía. Karen Gillan y John Boyega interpretan a Annie y Ty respectivamente, compañeros de trabajo que exponen el costado menos glamoroso de la corporación que todo lo ve.

Probablemente el planteo del conflicto sea lo más logrando del film, de ahí en más todo tendrá una liviandad inexplicable. El costado crítico se vuelve pueril e inocente, tan banal que funcionaría mejor si fuera una parodia cómica antes que un intento de thriller social. La visión crítica, en contra de aquellas corporaciones que buscan controlarlo todo y polarizar la virtualidad de las redes sociales y su impacto en el día a día, se pierde en un mar de ideas que no terminan de lograr un tono ni una cohesión verosímil.

Llama la atención que -contando con un reparto de actores y actrices clase A- el guión del propio Ponsoldt, ayudado por el autor de la novela original, Dave Eggers, entregue personajes con tan pocos matices, pero que al mismo tiempo exponen en pantalla cambios drásticos en su proceder sin la necesaria graduación dentro del relato. El cambio más alarmante de todos siendo el de la propia Mae, un personaje que pega unos curiosos volantazos que la alejan demasiado de esa Mae de la novela original, impidiendo que Watson se luzca en su interpretación.

Para colmo de males, justo en el momento en que la cuestión se pone interesante y amaga con poner de manifiesto aquello que intentó construir en casi dos horas de película… todo se termina y ruedan los créditos. Sólo nos quedamos con una idea interesante que se va quedando sin empuje escena tras escena.

calificacion_2

 

 

© Alejandro Turdó, 2017 | @AleTurdo

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

La conversión

LEER MÁS →

Repulsión

LEER MÁS →

Mar.IA

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS

Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestro Newsletter