A Sala Llena

8va. Semana de Cine Italiano | El colibrí (Il colibri)

PIDE AL TIEMPO QUE (NO) VUELVA

Directora adictiva a presentar a flor de piel los sentimientos de sus personajes, la ya extensa filmografía de Francesca Archibugi, con subas y bajas pronunciadas en ambos niveles, vuelve con El colibrí a temas y formas expresivas acuñadas en títulos anteriores. En efecto, desde el lejano debut con Mignon vino a quedarse, Archibugi como realizadora, en las antípodas de la euforia estilística de la veterana Liliana Cavani y de la hace no tanto tiempo fallecida Lina Wertmuller, presenta a sus personajes en situaciones límite donde el contexto (geográfico o social) acompaña cada una de las decisiones. 

Acá se describe la vida Marco Carrera (Pianfrancesco Favino) a través de varios años, décadas inclusive. Su primer gran amor, acaso el gran amor platónico de su vida (Luisa, Berénice Bejo), sus años matrimoniales con Marina (Kasia Smutniak), que incluye a la hija de la pareja, y un tercer personaje particular que cobrará importancia en la última parte el relato.

Justamente, la estructura narrativa elegida por Archibugi y sus coguionistas recae en una especie de “puzzle” que maneja alternativamente tres tiempos, escarbando en el punto de vista y sujeto conductor de la trama (Marco) y en sus relaciones con las mujeres. Por lo tanto, desde ese centro operativo necesario para el transcurrir de la trama se irán amontonando las novedades, se trate de afectivas o laborales, donde la “inacción” del personaje central actúa como contrapeso de la historia. 

En ese sentido, el relativo interés que puede transmitir El colibrí proviene de la escritura del guión, de las discusiones que tienen los personajes, del ejercicio de la palabra por encima de la puesta en escena. A estos inconvenientes que ofrece la película se le suma aquella elección formal donde se entremezclan tres tiempos diferentes que van y vienen durante buena parte de la historia. Esa elección, arriesgada desde lo formal, termina atenuando climas y atmósferas y una posible identificación del espectador con los personajes. 

En este punto, la forma en que se describen a Marco y a sus dos mujeres parece pura y exclusivamente responsabilidad de la realizadora. Sin embargo, El colibrí presenta al psicoanalista de Marco, desde un principio, pero que a medida que transcurre la historia, cobrará una inusitada importancia.

Ese personaje está interpretado por Nanni Moretti que suma la particular y reconocida vitalidad del actor y realizador a una trama desvaída y poco original. Su presencia termina resultando una puesta en escena en sí misma, cuestión que por momentos El colibrí parece agradecer para alejarse de su medianía argumental y de la leve discreción que transmiten casi todas sus imágenes. 

(Italia, 2022)

Dirección: Francesca Archibugi. Guión: Francesca Archibugi, Laura Paolucci y Francesco Piccolo, sobre la novela de Sandro Veronesi. Elenco: Pianfrancesco Favino, Berénice Bejo, Kasia Smutniak, Nanni Moretti, Laura Morante, Sergio Albelli. Duración: 126 minutos.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS