A Sala Llena

El Juego del Miedo VI

El Juego del Miedo VI (Saw VI, EEUU, 2009)

Dirección: Kevin Greutert. Guión: Marcus Dunstan, Patrick Melton. Producción: Mark Burg, Oren Koules. Elenco: Tobin Bell, Costas Mandylor, Betsy Russell, Athena Karkanis. Distribuidora: Buena Vista. Duración: 90 minutos.

Una vez al año sufrimos con la nueva entrega de la saga de El Juego del Miedo.

Seis años atràs, el original, resultó ser un producto que supo ser atrayente para las audiencias mundiales amantes y no amantes del cine gore, era novedosa la crueldad representada en el formato de juego por mostrar una trampa mortal de la cual difícil de escapar y con un tiempo limitado, dicho juego comenzó a despertar interés en espectadores, una franquicia que fue creciendo exponencialmente, mucho ingenio utilizado a la hora de componer nuevas trampas-torturas hacia los involucrados por razones inherentes a la historia, pero, en definitiva un recurso que terminó de agotarse hace rato.

Si bien algunos de estos episodios han sido de gore extremo, al que le han sido otorgados extensos minutos de duración, en lo personal habiendo visto otros ejemplos del género, con menor o mayor tenor de crueldad y horror gráfico, El Juego del Miedo, ya me agotó, en gran parte por lo recurrente, salvo el episodio anterior, su quinta parte, en la que se volvía de una manera al suspenso originario de la inicial, un mayor tenor policial, de investigación, con leves dosis de gore. Aquí, en la sexta parte, volvemos como  un sube y baja a volver a desmejorar algo que sin ser de excelencia, notoriamente habia brindado una pasable anterior entrega.

El personaje de Jigsaw, a ésta altura ya convertido en un ícono de los films de horror, luego de sucesos previos, aquí aparece gracias a flashbacks que terminan de desenmarañar acontecimientos que no terminaban de cerrar en la saga, pero, como es sabido, siempre surge alguna nueva instancia como para dar comienzo a una nueva historia.

El gran protagonista de esta entrega es un director de una compania de seguros de vida, que ha formulado una ecuación para determinar si un individuo es rentable para ser aprobada su solicitud ante la firma y convertise en cliente. Planteando asi, un juego sobre quien decide quien debe continuar viviendo y quien no.

El film es llevadero, esto tambien es indiscutible, está bien editado y contiene gran cantidad de efectos sonoros que nos sumergiran aun mas en este sufrimiento.

Queda destacar que la saga seguirá su curso, ya convertida en un producto que ha sabido dar reditos, sólo queda preguntar hasta cuando se estirará esta historia ya agotada en recursos.

 [email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →