A Sala Llena

El Retablillo de Don Cristóbal

alt

El Retablillo de Don Cristóbal

Dirección: Natividad Martone y Sebastián Ferré. Producción: Natividad Martone. Dramaturgia: Federico García Lorca. Vestuario: Paula Martone. Escenografía: Rodrigo Moreno. Iluminación: Horacio Novelle. Realización de Títeres y Manipulación: Gustavo Garabito. Intérpretes: Valeria Stilman, Eduardo M. Blanco, Mariana Gagliano, Patricio Muñiz, Guillermo Sánchez. Voz en off: Leonardo Waisman. Bailarina: Guadalupe D’Aniello / Sabrina Faggiani. Guitarrista: Matías Dieta. Cante: Juan Alonzo / Tatiana Portalupi.

El gigante universo de Federico García Lorca I

Se acaban de cumplir 76 años del asesinato de Federico García Lorca por parte del ejército de Francisco Franco. 76 años de impunidad pero no de olvido. Su cuerpo pudo haber desaparecido pero sus obras son inmortales y hoy siguen tan vigentes como en el momento de sus respectivos estrenos.

Poeta, prosista y dramaturgo, Lorca fue un ácido crítico de la sociedad conservadora española. Luchó por sus ideales, contra la discriminación y las tradiciones, muchas de ellas provocadas por la influencia de la Iglesia Católica sobre la sociedad y los altos círculos políticos y militares.

Lorca fue perseguido. Vivió mucho tiempo en Nueva York y Buenos Aires. Finalmente fue apresado y fusilado en España.

Pero fue justamente en nuestra ciudad donde escribió esta ácida comedia para títeres llamada El Retablillo de Don Cristobal.

Si bien la puesta de Martone y Ferré combina dos obras de Lorca, el resultado es muy placentero, tanto para chicos como para grandes.

Es la historia de un comerciante avaro que debe contraer matrimonio con una joven huérfana de padre a pedido de su madre viuda. La joven ama a otro, pero acepta casarse con Don Cristobal por el dinero. Pero el mismo es muy celoso y vigila constantemente a su futura esposa, que mientras tanto planea con su novio, matar a su pretendiente.

Es un cuento clásico que al ser adaptado a un tono farsesco y absurdo adquiere otro relieve. La violencia es suavizada por la utilización de títeres, que remiten a los teatros ambulantes,  callejeros y populares del siglo XVIII y XIX. Al igual que los mismos, Lorca pretende manifestar su descontento con las tradiciones y las costumbres misóginas de la sociedad. Si bien el grupo utiliza un estilo netamente ridículo, exagerando el acento español para incrementar el tono humorístico, se puede palpar la sátira negra detrás de la comedia infantil.

Los realizadores del espectáculo quisieron ser fieles a las intenciones de Lorca con respecto al uso de “malas palabras” para mostrar las ridículas normas de la sociedad en cuanto al lenguaje, respetando el discurso cotidiano de los sectores sociales que respeta la obra.

La obra empieza con un atrapante número de flamenco que va situando al espectador en la España de principios del siglo XX a cargo de Tatiana Portalupo, Juan Alonzo y Matías Dieta en voces y guitarra, mientras bailan Guadalupe D’Aniello o Sabrina Faggiani (depende de la función).

Luego un presentador muy divertido nos pone en contexto y da a conocer a los personajes de la obra. Toda esta introducción nos ayuda a conocer el universo lorquiano.

La puesta, además de utilizar títeres, tiene mucha influencia de la técnica clown y hace partícipe al espectador de la farsa generada en el escenario. Todos los actores explotan sus dotes de comicidad a la perfección, consagrando a El Retablillo de Don Cristobal como un espectáculo completo, que atrae a la platea infantil por su aparente inocencia, y al adulto por la metáfora y el lirismo siempre destacable de Federico García Lorca.

Teatro: Del Pasillo – Colombres 35

Funciones: Sábados 19:30 Hs

Entrada:  $40 y $20

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...