A Sala Llena

En otro país (In Another Country)

In Another Country (Da-Reun Na-Ra-E-Suh, Corea del Sur, 2012)

Dirección y Guión: Hong Sangsoo. Elenco: Isabelle Huppert, Kwon Hye Hyo, Jung Yu Mi, So-ri Moon. Producción: Kim Kyoung Hee. Distribuidora: Zeta Films.

Crítica previamente publicada con motivo de exhibición en el 65° Festival de Cannes:

http://www.asalallenaonline.com.ar/festivales-cine/65o-festival-de-cannes/4044-65o-festival-de-cannes-diario-no6.html

¡¡¡¡¡Huppert, Huppert, Huppert!!!!!

Luego de las comedias dramáticas (HaHaHa y The Day He Arrives) que integraron las selecciones de las pasadas ediciones de Cannes, Hong Sangsoo ha ganado un lugar de prestigio entre los organizadores del festival. Por lo visto, todas sus obras seguirán teniendo la suerte de ser parte de la programación.

Esto es algo que a un grupo de directores, a quienes podría catalogarse de “el dream team de Cannes”, le viene sucediendo desde hace rato: Resnais, Kiarostami, Loach, Trapero y los hermanos Dardenne, a excepción de Lars Von Trier tras su paso en falso del año pasado. Sangsoo ha ganado ese lugar dentro de la gran liga; sus anteriores trabajos pasaban por la sección paralela (Un Certain Regard) pero hoy juega en “primera” en la Selección Oficial. Talento no le falta, aunque debo admitir que sus anteriores films no habían sido de mi total agrado. Ahora, con In Another Country, la historia es otra.

Quizá Sangsoo necesitaba juntar su talento con algún otro talento; puede ser el caso de Huppert, una GRAN (con mayúscula) actriz, verosímil en sus interpretaciones y versátil, ya que puede componer cualquier tipo de personajes, desde la obsesiva profesora de piano con Haneke, hasta la ama de casa saturada en Home, pasando por tantas otras (¿algo así como un Bette Davis o Meryl Streep francesa?).

Sin parecer una película por encargo y gracias a la participación de Huppert, una de las más reconocidas actrices francesas de la actualidad, el film de Sangsoo toma una dimensión mucho mayor a la que tendría sin la actriz. La trama, si bien es simple, es muy graciosa, efectiva y tierna. Comenzamos con una joven que escribe un guión dividido en tres historias; desde su imaginación nos llegan estas tres situaciones que involucran a Huppert, que actúa en cada una de ellas. Hace de directora de cine, involucrada con tres hombres muy distintos, que interactúan y sacan de ella el costado más gracioso, especialmente en la historia con un guardavidas. Las diferencias idiomáticas -un cliché que se utiliza todo el tiempo en el film- hacen que la simple pregunta “¿Has visto un faro?” genere los mejores momentos, gracias al lenguaje de señas, guiños, muecas y palabras en varios idiomas que se usan para contestar la pregunta.

A veces, la simpleza genera momentos increíbles. A mi parecer, Sangsoo conjuga esencialmente características de films de Woody Allen para generar estos conflictos ridículos e impensables. Por supuesto, vuelvo a mencionar, todo esto apoyado sobre la fuerza movilizadora de la actuación de Huppert, que por momentos parece una niña, juega a ser querida, arma líos amorosos por donde transite y no sólo lleva de la mano a Sangsoo a formar un “dream team” del que ya era parte sino que además lo hace jugar en primera.

[email protected]

In Another Country es Isabelle Huppert,
no se puede decir mucho más que eso, con todo lo que esto implica. Es que la
cámara se enamoró de ella, la persigue y recorre todo el tiempo, por casi la
hora y media que dura el filme. Parece que Hong Sang Soo quiso hacer una
película para que esta notable y bellísima actriz francesa se luzca, desde un
costado más comediante.

Son
tres relatos distintos que la tiene a ella como protagonista, todos ambientados
en la misma casa veraniega y con los mismos personajes secundarios. Situaciones
similares que se le van presentando a Anne (el personaje de Huppert), pero
desde distintas personalidades y vivencias, cada una de las tres llegó por
diferentes motivos a esa zona costera y turística de Corea del Sur.

Claro
que Hong Sang Soo no se va a privar de actuar en alguno de los relatos y
aprovechar para darle un beso a la Huppert. Son tres comedias que se basan en
distintos enredos amorosos y despliegan las neurosis imperante a la hora
encontrarse con el otro, en tanto objeto de deseo. No faltan infidelidad,
trampa, celos, fantasías y seducción.

Todo
sus personajes son notablemente simpáticos, en especial el guardavidas, ese
tipo atractivo con buen lomo, pero tosco y torpe a la hora de abordar a una
mujer. Para colmo, en las tres historias se las tiene que ver con la Huppert en
sus diferentes vetas.

Quizás
los relatos quedaron un poco cortos, cada historia daba para más, cada corto se
merecía un largometraje propio, donde se indague un poco más los conflictos
propios de los personajes y unas vueltas de tuercas que podrían darle más
profundidad a la narración.

Igualmente,
la cinta no deja de ser graciosa, sugestiva, fresca, y es la antepenúltima
producción del realizador coreano, que se estrena en este BAFICI, el cual tiene
una retrospectiva de todos sus trabajos. Un cineasta amado por los porteños,
porque tiene bien en claro, detrás de una engañosa sencillez, de que va la
neurosis humana.

Por Emiliano Román

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS