A Sala Llena

Esa Extraña Forma de Pasión

 

 

Esa Extraña Forma de Pasión

 

Dirección y dramaturgia: Susana Torres Molina Producción: Sonia Caligo

Elenco: Béla Arnau, Fiorella Cominetti, Pablo Di Croce, Emiliano Diaz, Adriana Genta, Gabi Saidón, Santiago Schefer Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin

 

Esa Extraña Forma de Pasión de Susana Torres Molina se le presenta al espectador como un desafío. La dramaturga y directora explica sobre su obra: las escenas se entrelazan en un montaje que se acerca al audiovisual, permitiendo desentrañar cada estímulo en una nueva significación sobre ese trauma social, y sobre nuestra visión sobre el pasado y el futuro.

Lo que sucede cuando uno sale del Camarín de las Musas y reflexiona, o incluso antes, es decir, durante la función, es que tiene la certeza que el desafío de la obra no ha podido ser satisfactorio para el espectador, o por lo menos para aquel al que la obra supone va dirigido, o mejor dicho, para aquellos que no son a los que no va dirigido.

La utilización de clichés y la linealidad de la narrativa nos dan la sensación que el tema (centros de concentración en época de dictadura militar correspondiente a la década del 70 en Argentina) ha sido tratado casi banalmente y hasta bastardeado en algún punto. La experiencia del espectador en torno a la cantidad de espectáculos que tuvieron lugar en Buenos Aires y en otras provincias acerca del mismo tema (Teatro por la Identidad, un gran ejemplo) le dice que ver hoy esta obra sin ningún fin mas que relativizar a los que en algún momento resistieron épocas de tortura, puesto que es esto lo que logra la obra, no tiene sentido alguno ni contribuye al desarrollo del teatro porteño, sino que al contrario, en este ultimo punto, se convierte en una misión fallida de una dramaturgia que se enreda en su propio conflicto para terminar cancelándolo. A acusa, B exige no ser acusado. Desde el comienzo de la obra esta resulta ser su estructura de contenido y uno se pregunta entonces ¿para que? Si no hay conflicto ni lugar para la acción dramática más que la de las escenas clichés que intentan abrir el pasado para no concluir en ninguna reflexión más que en intentar encontrarle un motivo al espectacular.

La multiplicidad y la conexión de escenas simultaneas en la obra es un propósito que no logra concretarse: en estas escenas en las que se actúa a veces y a veces no, si podemos tratar la tarea del actor como la de una persona que dentro de un contexto de realismo critico –por lo menos en su intención- actúa la emoción de un padre perdido y automáticamente pierde un estado para pasar a otro sin el menor de los puentes posibles, esta multiplicidad buscada y encontrada a medias funciona como puesta en abismo de la obra: un realismo critico que repita procedimientos de clichés e intente al mismo tiempo hacernos pensar que no existe el bien y el mal no será mas que un fracaso político y dramático de la escena porteña.

Por último, Esa extraña forma de pasión según su directora y autora, no se dedica a hacer apologías, pero sin embargo, personalmente nunca he visto un boceto de apología tan grande de una ideología personal intentando convertirse en texto espectacular.

 

Funciones: sábados a las 22 hs

 

Camarín de las Musas.

 

Mario Bravo 960 

 

Entrada: $40

 

Informes:  4862-0655. 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Merlina (Wednesday)

LEER MÁS →

Noche sin paz (Violent Night)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS