A Sala Llena

Fuera de la Ley

alt

Fuera de la Ley (Seeking Justice, Estados Unidos,  2011)

Dirección: Roger Donaldson. Guión: Robert Tennen. Producción: James D. Stern, Ram Bergman, Tobey Maguire. Elenco: Nicolas Cage, January Jones, Guy Pearce, Harold Perrineau y Jennifer Carpenter. Distribuidora: Tiff. Duración: 108 minutos.

“Algún día le pediremos un favor”

Esta frase que inmediatamente recuerda a El Padrino, en realidad fue extraída de nuestra criolla serie Los Simuladores. De todas formas, tanto Vito Corleone como Mario Santos recurrían a dicho latiguillo cuando estaban a punto de “solucionarle algún problema” a su escucha.

Y al igual que en la película sobre la “cossa nostra” y que en la serie de los chantunes argentinos, escuchar esa frase era sinónimo de meterse en problemas casi de por vida. Algo similar le ocurre a Nicolas Cage en Fuera de la Ley.

Fuera de la Ley nos cuenta la historia de Will Gerard (Cage), docente de literatura en una secundaria en New Orleans. Su vida casi idílica junto a su mujer, Laura (Jones), sufre un brusco cambio cuando ella es asaltada y violada. Es en dicho momento cuando un grupo de personas a cargo de Simon (Pearce) ofrece su ayuda a Will, castigando al violador a cambio de un futuro favor.

La comparación con el cuarteto de estafadores de la serie no es gratuita, ya que se nos plantea una situación similar con el equipo que comanda el personaje de Guy Pearce. Pero donde Los Simuladores ayudaban a resolver problemas cotidianos, la banda encubierta del film se encarga de ajusticiar a quienes quiebran la ley, pero sin evidencia suficiente para ser atrapados por la justicia.

Aunque debemos decir que el esqueleto narrativo del film es conocido hasta el hartazgo, respondiendo a la base de “hombre común puesto en una situación extraordinaria”, un recurso que ya desde tiempos de Hitchcock era usado. Pero tanto el director inglés como las películas de temática similar que se destacan por sobre la media tienen a su favor alguna vuelta más de tuerca en su trama, o son compensadas con una gran puesta en escena, algo que en este caso no sucede.

Por otra parte, la previsibilidad está a la orden del día, no faltan persecuciones a toda velocidad (bien filmadas), carreras a pie donde el protagonista constantemente se salva por un pelo, y un forzado e innecesario tiroteo.

Dependiendo del ojo con el que se la mire, los momentos donde se cae en lugares comunes están buscados a propósito, y entendida desde esa concepción la película se hace mucho más amena; sin buscar ser original o ganar algún premio, solo se dispone entretener en sus 108 minutos de duración, y a juzgar el resultado final claramente lo logra.

Antes de terminar, quisiera dedicarle un párrafo a Nicolas Cage. Por todos es sabido que jamás volverá a ser aquel actor que se vio en Adiós a Las Vegas, y que en esta clase de películas parece haber encontrado su lugar en el mundo, pero también hay se debe agradecer que de vez en cuando deje chispazos de aquel buen actor que fue, sin la necesidad de caras histriónicas y los ojos desorbitados.

En conclusión, Fuera de la Ley es una película para ir al cine, llenarse la pansa de pochoclos y gaseosa, disfrutarla en el momento y olvidarla a los 15 minutos de salir de la sala. Juzgándola así, cumple a la perfección su cometido.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →