A Sala Llena

Hansel & Gretel

 Hansel y Gretel (Corea, 2007)

Director: Yim Pil-sung.  Guión: Kim Ming-sook y Yim Pil-sung. Elenco: Chun Jeong.myoung, Eun Won.jae, Shim Eun-kyoung, Jin Ji-hee. Fotografía: Kim Jee-jong. Dirección musical: Byeongwoo Lee. Edición: Kim Sun-min. Iluminación: Shin Sang-yeul. Producción: Choi Jae-won y Seo Woo-sik. Distribuidora: Tiff. Duración: 116 min.

Cuando lo encantado no siempre es lindo.

El centenario cuento de los hermanos Grimm se renueva en esta historia fantástica y macabra. Eun-soo (Chun Jeong-myoung) es un joven que sufre un accidente en su auto cuando pasaba por el bosque; a razón de los golpes pierde la conciencia. Al despertar es hallado por Kim yuoung-hee (interpretada por Shim Eun.kyoung), una misteriosa niña con capa igual a la de Caperucita Roja, que lo lleva a su casa del bosque. A partir de allí, todo parece irreal y se convierte en una narración cíclica que aturde y por momentos asfixia.

Las posibilidades que ofrece el género fantástico están explotadas al máximo en este relato, en el que con mucha creatividad se insertan referencias de otros cuentos de las mismas características. Así, el mito del niño que no quería crecer de Peter Pan, la ya mencionada niña que camina por el bosque, que además está encantado; el camino que se marca con migas de pan, como en el original del mismo nombre que este film –de este también los dulces, entre otros elementos- arman una historia nueva con resabios viejos, dejando como resultado un terrible film que a veces recorre el terror, otras el suspenso, otras incluso el policial.

El director eligió signos fácilmente identificables que aluden a la infancia y a las pesadillas que la asedian para crear ambientes y potenciar la macabra atmósfera de enigmas. Así, el altillo que parece interminable y desconocido, las cabezas de muñecas de porcelana, los payasos en la repisa, los peluches que se desparraman sobre las camas son indicadores de que nada de lo que allí ocurre es normal; o al menos, es esperable que se desencadenen hechos extraños.

Hansel y Gretel es un film exquisito; el ritmo puede pasar de muy rápido a muy lento sin incomodar y provocando efectos precisos en el espectador. Los sonidos que acompañan a cada una de las tomas les dan sentido y agregan significado. La música inquieta, perturba en ciertos momentos e intensifica la tensión. Las luces, por otra parte, demuestran un estudio minucioso del resultado que se busca en cada escena y recrean una atmósfera densa y tenebrosa o liviana y muy artificial cuando el film lo requiere.

Si bien es una película intensa y el interés se mantiene prácticamente durante todo el tiempo, este decae bastante durante el largo flash back –por demás explicativo- en el que puede verse el pasado de los tres niños que habitan aquella casa. Seguramente si el director no hubiera incorporado ese fragmento, el resultado hubiera sido igual de bueno.

Hansel y Gretel es interesante y sorprende; además, tiene la particularidad de dejar en quien la ve la sensación de que es necesario analizar las relaciones que a diario se construyen entre adultos y niños; de tener en cuenta su vulnerabilidad y plantearse que cada acción y cada palabra puede dejar en los más pequeños huellas imborrables.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →