A Sala Llena

La Leyenda del Poeta

alt

Dirección: Marcelo Mangone. Producción: Teatristas del Imaginario. Música Original: Luis Sticco. Arte y Escenografía: Beatriz Bekerman. Realización: Beatriz Bekerman. Asistencia de Dirección: Ana Rodriguez. Diseño Lumínico: Miguel Solowej. Actúan: Gabriel Nicola, Pablo Oubiña. Prensa: Te Hago La Prensa. 

El arte, el tiempo y la leyenda

Para los creadores no hay pobreza ni lugar pobre, indiferente.

Y aun cuando usted estuviese en una prisión cuyas paredes no dejasen llegar hasta sus sentidos ninguno de los rumores del mundo,

¿no le quedarían siempre su infancia, esa riqueza preciosa, imperial, ese arca de recuerdos?

R. M. Rilke ” Cartas a un joven poeta”

La leyenda del poeta es la historia de un poeta, Ledesma, y de otro hombre, Ribolini, que se encuentran por primera vez en la misma estación de trenes esperando por un cambio en sus vidas, ese giro que les permitirá comprender las penurias que lo llevaron a transitar ese camino y que convertirán a uno de ellos en leyenda.

El tiempo como un destello de esperanza y desesperanza los atraviesa y los despedaza mientras salen a la luz la infancia, los desamores, los amores y los rencores de estos hombre ya hechos que conviven por unas horas y trazan un vínculo inamovible, entre ellos y con el auditorio que entre risas se ira identificando con las miserias y vicisitudes de su vida.

Sus vidas y caracteres de personalidad, los encuentran y los complementan los ayudan en esta búsqueda por encontrar el ser, se revelan ante la luz y el juego lumínico sus esperanzas y desesperanzas sus ojos revelándonos la historia de sus vidas.

El hombre lo reconoció pronto, reconoció en su autoría la voz prolifera de un gran artista, un artista poseedor de una descabellada y triste realidad: al igual que su abuelo, Ledesma, heredero de una extraña enfermedad , no tenía memoria. Juntos intentaran recoger los retazos y conformar la leyenda de sus vidas. Antes de que el tiempo, tan tirano, los deje callados ante el ruido de un tren que se ha ido para siempre.

El arte salvándolos los unirá y pronto estaremos inhalando una atmósfera de comedia dramática y nos identificaremos con dos personajes magistralmente construidos de los que sabremos todo o nada en ese búsqueda perversa por la identidad y la esperanza de una nueva vida que cambie su suerte.

La música, elemento central de esta obra permitirá con sus recursos atraer ese ambiente errado donde estos hombres ahora se comprometen a trazar un vínculo de complementariedad, muriendo y renaciendo en ese banco que no será jamás el mismo porque vio nacer identidades entre los rieles. La escena se abre así a la historia y a la anécdota y lo que parecía un espacio cerrado invita al auditorio a ser partícipe de un movimiento creado por la palabra, que se impone, omnipotente sobre el escenario. El tiempo se transforma, los transforma. Y bajo la sombra de la penumbra de esa noche nacerán los versos que conformarán la historia de la vida de Ledesma, personaje desencontrado y gracioso si los hay, en la búsqueda de un viaje que los desprenda del pasado para siempre.

El ritmo nos atrapa, no hay lugar en esta hilarante conformación de identidades para la pesadumbre o el aburrimiento. Pronto nos encontraremos repitiendo con ellos frases, intentando transformar los amores perdidos en arte.

Una obra conmovedora que nos hará sumergir en nuestra propia historia, que tejerá una atmósfera inolvidable de sonrisas entre la pesadumbre del ser que lucha por recorrer su historia y encontrarse a sí mismo, al hombre, al autor, al poeta.

Teatro: Teatro del Pueblo – Av. Roque Sáenz Peña 943

Entradas:  $100 / Jubilados y Estudiantes $70

Funciones: Sábados 19:30 hs.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Aftersun

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS