A Sala Llena

La Prueba o El Buen Simón Korach

alt

La Prueba o El Buen Simón Korach

Dirección: Sergio Grimblat. Autor: Lukas Bärfuss. Traducción: Birte Pedersen. Escenografía y vestuario: Noelia González Svoboda. Iluminación: Julio López. Intérpretes: Gustavo Cenatiempo,  Alberto Dobisky, Karen Koch, Graciela Pereyra, Ernesto Rowe. Prensa: Duche / Zarate.

Una gran obra es la que ofrece este pequeño teatro al que se puede ir un poco más temprano que en el horario de la función y beber un buen trago o disfrutar de una buena cena.

Y después sí, a disfrutar de este drama, al cual se nos introduce desde el principio tras una duda confirmada. El mensaje es claro: una duda se confirma con una prueba. ¿Qué tipo de prueba? acá entramos en el tema del polémico ADN.

Lo importante, es que la duda que se ha dejado flotando en el aire es muy grave y puede ser muy dolorosa para saber cómo actuar frente a ella. Dicha duda es nada más y nada menos que la de la confianza de todo hombre hacia su paternidad. Esta duda tal vez pueda ser la  de todo hombre. Acá se muestra el particular caso de Peter Korach, el joven hijo de Simón,  al que otro tipo  ambicioso, que trabaja con su padre, se le ha arrojado en la cara y ahora no dejará de golpearlo ya que se confirmó que el hijo que ha tenido no es suyo.

Esta respuesta  en nuestros días también puede ser contestada con un simple examen de ADN pero… ¿es esto necesario si, supuestamente confiamos en la persona que tenemos al lado?, si es así ¿por qué hacerlo entonces? o, cambiando el modo de formular la pregunta, ¿entonces por qué no hacerlo? Y … esta prueba confirmada, aunque al principio parece que no, ¿llegará luego a golpear a Simón Korach, el gran jefe de la familia, el candidato a gobernador en el cierre de su campaña? ¿la duda podrá ser heredada o -en este caso- transmitida del hijo al padre?.

Es una obra con un guión muy bueno (del dramaturgo suizo Lukas Bärfuss) a la que le ha tocado una puesta a la altura y una buena escenografía, que muestra el ambiente adinerado de la casa de la familia protagónica -los Korach.  Las actuaciones son sobresalientes, empezando por las tres figuras masculinas del elenco, especialmente el actor protagónico Alberto Dobisky (Simón Korach).

Simón Korach parece ser fuerte y estar centrado sólo en él y su campaña, poco le importa su matrimonio, el tema de la infidelidad, el lugar de su esposa o lo que le ha sucedido a su hijo y esto se mostrará en toda la obra. ¿Pero si lo que se pone en juego es el apellido?. No sabemos adónde llevará dicha prueba a toda la familia.

Lo que yo planteo acá es algo más general: esta duda tal como se transmite acá… ¿podrá ser la duda que emergerá en el fondo de muchos hombres al ver este drama? ¿podrán los hijos estar tan seguros de todo?.

Sin duda, el examen de ADN ha servido para desentrañar la identidad de muchas personas y aclarar la paternidad de otras tantas. Ahora nos trae  un drama personal que amenaza con volverse un drama familiar, “el drama Korach”  que trata de la incomodidad generada por el afuera, de vivir en el engaño o de ir tras la verdad o, por lo menos, preguntarse dónde está aquella.

Teatro: El Camarín de las Musas, Mario Bravo 960

Funciones: jueves a las 21:30.

Entradas: $35 y $50

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS