A Sala Llena

La tierra no se mueve

alt

La tierra no se mueve

Concepto dramatúrgico, puesta en escena y dirección general: Adriana Barenstein. Idea: Adriana Barenstein, Mariana Bellotto, Sergio Pletikosic, Juan Pablo Amato. Textos: Adriana Barenstein. Diseño audiovisual interactivo: Juan Pablo Amato. Asesoramiento de vestuario: Martín Churba. Coreografía: Mariana Bellotto, Sergio Pletikosic, Adriana Barenstein. Música original: Juan Pablo Amato. Técnica e iluminación: Eugenio Barenstein. Intérpretes: Zulema: Mariana Bellotto, Carrizo: Sergio Pletikosic, Héctor: Juan Pablo Amato. Prensa: Simkin y Franco.

“Porque ya no eres un ángel sino un hombre solo sobre dos
pies cansados sobre esta tierra que gira y es terriblemente
joven todas las mañanas.”

Blanca Varela

 

La tierra no se mueve pero gira debajo de nuestros pies. Es claro que hemos intentado conquistar este suelo y que hemos cuantificado todo lo que consideramos que existe. Aun así, la puerta permanece cerrada, el misterio sigue intacto. Podemos atravezar el planeta, incluso salirnos de él. Pero seguramente (como alguien dijo por ahí) el viaje más intenso y radical lo hacemos dentro de cuatro paredes.

¿Y hacia donde? ¡Tiremos el dado, el dedo del azar!

“En 1934, Edmund Husserl, filósofo y matemático alemán, creador del movimiento filosófico “Fenomenología”, escribió un artículo titulado: “El Arca originaria Tierra no se mueve…” El texto sobre el movimiento de la Tierra, sería un ejercicio fenomenológico donde se presenta un caso modélico de divorcio entre el mundo de la vida cotidiana y la ciencia moderna. Los cuerpos se nos presentan a través de la percepción, en un lugar determinado y en situación de movimiento o de reposo. Pero la Tierra no es un cuerpo, una cosa, en ese primer nivel de su constitución y por consiguiente no tiene sentido decir que se mueve o que está en reposo. Para Husserl la esencia del copernicanismo no está en el doble movimiento de la Tierra sino en su concepción de la Tierra como un cuerpo. No es seguro que Husserl creyera en la imposibilidad de la llegada del hombre a la Luna y por tanto en la posibilidad de que alguna vez pudiese el ojo humano contemplar globalmente al planeta Tierra. En su opúsculo considera una hipotética salida a los espacios por parte de la humanidad en algún ingenio volante al que podríamos considerar como un cuerpo-base, pero ¿podría funcionar como Tierra-base en relación con la cual nuestra Tierra se moviese? La respuesta es negativa, porque fenomenológicamente hay sólo una Humanidad y una Tierra-base.” (art, JOSÉ L. MONTESINOS SIRERA 18/02/2010)

La Tierra no se mueve, tiene una puesta interesante provista de imagenes proyectadas de mapas satelitales, volúmenes cúbicos, dos simpaticos muñecos ciclistas en miniatura, y mucho anclaje por parte de los intérpretes. Los mapas satelitales de Google nos situan geograficamete en la obra sintiendo que asistimos a un juego interactivo en el que vertiginosamente recorremos el globo terráqueo, o algún programa de entretenimientos de la TV con preguntas y respuestas imposibles de acertar.

Zulema y Carriso construyen mundos, y de pronto los desarman, manejan personalidades e intensidades definidas en su forma de pararse, girar o sentarse sobre él. Se desplazan y continuamente oscilan entre polaridades, en una clara busqueda de encuentro, con desesperacion ensimismada y una fuerte pasión para hallarse entre tanta neurosis.

Este espectáculo forma parte del evento: Experiencias en escena 2011 y recibió un Subsidio del Instituto Prodanza. Ministerio de Cultura GCBA.

En el borde continuo de la realidad y la fantasía, hacen su versión de cada área espacio rincón cm3 que los sumerge, y emergen con historias vívidas y más interrogantes

Y si la tierra no se mueve, y nosotros así pudiésemos abarcarla, asirla y adueñarnos aunque sea un instante de su profunda inmensidad.

Centro Cultural Borges, Experiencias en Escena: Viamonte esq San Martín, Auditorio Norah Borges

Entrada Gral $35, Desc est y jub $30

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

El chef (Boiling Point)

LEER MÁS →

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →