A Sala Llena

La Ultima Habitación (El Despertar de Clara)

La Ultima Habitación (El Despertar de Clara)

Dirección y dramaturgia: Walter Velázquez.  Vestuario: Soledad Galarce. Escenografía: Ariel Vaccaro. Diseño de luces: Ricardo Sica. Video: Agustin Demichelis. Producción general: Andrea Feiguin. Elenco: Gonzalo Alfonsín, Luisina Di Chenna, María Jimena López, Gabriel Paez. Prensa: Te Hago la Prensa.

Clara permanece internada en una clínica con cuadro reservado, su enfermera Mabel la cuida como a una hija, su médico no se anima a decir en voz alta el pronostico y su marido  la visita casi por inercia . Finalmente Clara una tarde abre los ojos y baila.

Las representaciones tienen dos caras: una que bordea el realismo mágico, donde el humor esta presente pero algo contenido, muchos juegos de palabras y Clara sigue detenida en el tiempo. La otra mitad de la pieza es abordada por la estética clown, técnica en la cual se especializa la compañía Sin Pulgares acompañando el despertar de la intérprete.Lo fantástico invade la escena y Clara despierta del coma en el momento justo: la obra social dio el ultimátum, quedan dos días de cobertura.

La música ( dos versiones de What a Wonderful World, entre otras muy atinadas) parece recorrer el cuerpo de la protagonista, interpretada por Luisina Di Chenna (Varieté al ataque! Edición Verano, Tape) que si bien se desplaza hábilmente por el escenario: las coreografiás se extienden por demás, sabiendo que la pieza tiene más de un momento musical.

Gonzalo Alfonsín (XI Convención Internacional de Críticos de Arte, Improlandia, Donde Todo Empieza… ) es el doctor Juan que alcanza momentos interesantes junto con Mabel la enfermera ( Jimena Lopez) uno de los personajes más contenidos.

Es sin duda Gabriel Paez (Hostel – Una Sit-Com de Improvisación, El Dealer Manda, reseñada por asalallena ) uno de los más destacables en el escenario, encarnando a El Negro, esposo de la sufrida, humorista nato que logra nivelar el absurdo con los elementos irreales que se llevan a escena, manejando a la perfección técnicas del vodevil.

El humor se multiplica en todas sus formas, proliferando el negro, que cambia de tono cuando Clara pide torta, cambia el ritmo, la música tiene un papel cada vez más importante y los soportes como la iluminación y la proyección amplían el trazo de realismo mágico que atraviesa la obra.

Pero resulta demasiado ya que  algunos puntos quedan inconclusos (la situación amorosa fuera de la clínica del doctor, la relación que había comenzado El Negro), el personaje de Mabel esta poco desarrollado y se le da un cierre algo abrupto. Si bien la respuesta del publico sera una buena sonrisa, es difícil sostenerla cuando por momentos los diálogos pasan de absurdos a disparatados y no se integran del todo a la acción.

Se abarcan varios temas : el abandono de la salud privada y publica, las relaciones que se establecen en la institución, el universo onírico de quien se encuentra en coma, pero todos de manera muy superficial.

El acento circense es sin duda la especialidad de quien dirige: Walter Velazquez, director de la compañía, co-fundador del Teatro Absurdo Palermo, con más de cincuenta obras/espectáculos, tales como Patas a la Obra, Cuentos Mágicos, Visite Argentina, El Pez en la Luna y Pepino el 88 , entre otras.

Teatro: Anfitrion – Venezuela 3340

Funciones: Viernes – 20:30 hs

Entrada: $ 40,00 y $ 30,00 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Aftersun

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS