A Sala Llena

Las Aventuras de Tintín, según Tomás Maito

¡Recórcholis! El sabor de la nostalgia

Las Aventuras de Tintín es una reconocida serie de álbumes de historietas creada por el autor belga Georges Remi “Hergé” en 1929, la cual narra como un intrépido y joven periodista junto a su perro Milú abarcan las más magníficas aventuras para resolver todo tipo de misterios.

Luego de distintas adaptaciones para el cine y la televisión, será la serie animada francesa de 1991 dirigida por Stéphane Bernasconi la que más fidelidad mantenga con el personaje original, destacándose como una de las mejores y más creativas tiras de aventuras de todos los tiempos.

Al momento de que un icono del género como Tintín tenga que volver al cine, no había otro realizador para concretar tal regreso que no sea Steven Spielberg. El creador de Cazadores del Arca Perdida retoma la esencia del personaje gráfico de Hergé, como la adrenalina de la serie de Bernaconi, para llevar a la pantalla su propia adaptación de Las Aventuras de Tintín.

Basada en tres historietas distintas: El Secreto del Unicornio, El Cangrejo de las Pinzas de Oro y El Tesoro de Rackham El Rojo, Spielberg concreta una interesante obra de animación digitalizada con el estilo Motion Capture, en dónde cada dibujo tomará los movimientos de los actores reales, como había hecho Robert Zemeckis con El Expreso Polar. Por si fuera poco, como esta de moda en la actualidad, esta aventura de Tintín también cuenta con la tecnología 3D, que es utilizada por primera vez por el director de Jurassic Park.

El film de Spielberg narra como a partir de la compra de una réplica en miniatura de un barco antiguo, Tintín (voz a cargo de Jamie Bell) será acosado por Sakharine (Daniel Craig), un millonario que quería poseer la pieza. Luego, el protagonista descubre que tal carabela esconde, en parte, el secreto de un valioso tesoro, aunque cuando quiere empezar a descifrar el misterio, es raptado por el villano. A partir de esto, la historia desencadena en una fantástica aventura que irá desde alta mar hacía los desiertos de África, en dónde no serán ajenos los más célebres personajes de la serie original como el Capitán Haddock (Andy Serkis), los detectives Hernández (Simon Pegg) y Fernández (Nick Frost) o la cantante Bianca Castafiore (Kim Stengel).

Las Aventuras de Tintín, a pesar de no ser una de las grandes obras del director de Tiburón, es un film divertido que cuenta con un guión sólido que no intenta ser pretencioso, sino efectivo a lo que representa el personaje; que si sumado a los geniales encuadres y planos secuencia y a la siempre destacada composición musical de John Williams, provocan que la acción en cada escena sea una lucidez destacada.

Por último, hay una cuestión que esta latente y se destaca por sobre las demás, y es que Las Aventuras de Tintín retoma la nostalgia de una reminiscente época que parece perdida: la de aquellos grandes y épicos films de aventuras que proponían tanto Spielberg, como Zemeckis y George Lucas y que el año pasado tuvo un genial ejemplar con Super 8 de J.J. Abrams; como con una animación que proponga una acción sana y entretenida, que pueda atraer al chico y al adulto sin abusar de la violencia desmedida o las conductas innecesarias en este tipo de historias en dónde lo principal sea lo fantástico en estado puro. Con esto no es que se quiera afirmar la eterna dicotomía de que todo tiempo pasado siempre fue mejor, aunque es complicado no exteriorizar lo tan placentero que resulta encontrar aquellos aires anteriores en el cine actual.

alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS