A Sala Llena

Maruja enamorada

Dirección: Vivi Tellas. Dramaturgia: Maruja Bustamante, Vivi Tellas. Producción ejecutiva: María Solari.  Fotografía: Nicolás Goldberg. Diseño gráfico: Horacio Gallo. Asistencia general: Nicolás Capeluto. Elenco: Maruja Bustamante, Ignacio Ocampo. Prensa: Carolina Reznik.

Biodrama: el teatro de la vida y el amor como ficcón.

El biodrama es el proceso mediante el cual un director de teatro elige a una persona viva y, junto con ella, transforma su historia de vida en material escénico. En Maruja enamorada. Un biodrama amoroso, la actriz y dramaturga Maruja Bustamante hace un recorrido por sus relaciones amorosas y su historia familiar acudiendo a sus propios objetos, cartas, videos y música.

Ignacio Ocampo hace un excelente trabajo, interpretando a todos los novios de Maruja mediante pequeñas modificaciones en su peinado o vestuario. Pero si bien el punto de partida es autobiográfico, en la escena el espectador deja de ver a “Maruja Bustamante” la actriz, para ver a un personaje llamado Maruja, ya que la poíesis es necesariamente metafórica aunque no implica que sea necesariamente ficcional. El elemento clave de la puesta, más allá de lo narrativo, es sobre lo que se pregunta el teatro contemporáneo en general: la relación liminal que existe entre lo teatral y lo cotidiano. Y en este marco el espectador es llamado a ampliar su percepción e incluso a mantener una relación de identificación más fuerte con el actor/performer ya que éste se brinda con todo su ser, sin el escudo de un personaje totalmente ajeno.

Para resaltar su aspecto documental, la puesta busca dar cuenta de sus mecanismos de producción y su proceso. Desde que el espectador entra en la sala, Maruja e Ignacio, ya se encuentran en el espacio escénico “ensayando” los temas que interpretan en la función con su dúo de guitarra y voz llamado “Te amo”. Los elementos que serán utilizados durante la función se encuentran sobre una mesa de caballetes a la vista de los espectadores. Lo mismo sucede con la computadora y el proyector con el cual se valen para reproducir música, videos, fotografías, que los mismos intérpretes ejecutan. En el escritorio de la notebook se puede ver la aplicación de un reloj que va marcando el tiempo real de la representación poniéndolo en tensión con la temporalidad del relato.

Maruja se declara erotónoma: una persona que piensa que otra está secretamente enamorada de ella. A partir de ahí surgen muchas preguntas que mantienen una relación metateatral con el biodrama: A veces realmente creemos o llegamos a imaginar que otra persona puede querernos en secreto. Nos lo dicen pequeños gestos, posturas, actos cotidianos. Pero ¿realmente lo hacen o somos nosotros quienes interpretamos eso como un acto de amor? ¿Dónde está la diferencia? ¿El amor es una ficción?

Maruja e Ignacio son un dúo maravilloso que envuelve al público enseguida y el distanciamiento que podría provocar la narración biográfica en el espectador es totalmente derribado para involucrarse en una identificación profunda. Al finalizar el espectáculo, el público es convidado (volviendo a las raíces teatrales/rituales) a degustar unos chicitos y unas paletas en forma de corazón en el espacio escénico, derribando las barreras entre la escena y la platea, entre el arte y la vida. Todos terminamos queriendo a Maruja ya que haber realizado este biodrama es un acto de amor en sí mismo.

Teatro: Timbre 4 (México 3554)

Funciones: Domingos 8 y 15 de marzo 21.30 hs

Entradas: $100

calificacion_5

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →