A Sala Llena

Matar a uno mismo

 

Matar a uno mismo

Dramaturgia y Dirección: Florencia Cagliero. Elenco: Mariano Del Pozzo, Enrique Gomez De La Rosa, Facundo Lloyd Jones. Asistencia: Tamara Victoria Varela.

 

Empieza la función y asistimos al sótano atemporal en donde viven, conviven y se esconden del sistema, los “Leviboys”. Una particular agrupación que trabaja incansablemente a favor de que los seres humanos recuperen su humanidad; la  que ha quedado debajo de la dependencia hacia todos los objetos personales que acumulan sin sentido y que los atan a una rutina diaria. Humanos esclavos de un sistema que los hace entregar sus vidas al trabajo para a su vez nutrirse de ellos convirtiéndolos en compulsivos consumidores aferrados a sus objetos, al extremo de olvidarse de si mismos.

Los Leviboys: Gato, Mike y Paul, se turnan para salir del sótano y arrancarles a los “cochinos burocráticos”, como ellos llaman a las personas consumidores normales, esos objetos que en realidad no precisan y tal vez en ese vacío material que experimentan frente al robo, experimenten también la propia libertad. Los objetos que roban, los guardan en cajas apiladas, viven con lo puesto y no sabemos cuánto tiempo llevan haciendo lo que hacen, ni como comenzaron, pero si asistimos a su final.

El problema crucial surgirá en uno de los robos que realizan, a Gato lo sigue la policía y eso despierta rumores en la ciudad. Entonces decidirán esperar a que se calmen las aguas, en esa espera todo se volverá cada vez más denso y engorroso, no pudiendo cada uno sostener la mentira en la que vive y que a su vez ha creado. 

Esta organización secreta sigue a un líder con aparentemente rigurosas reglas, que de no ser cumplidas han de aplicarse un castigo mayor: el matarse a uno mismo.

Ingeniosos recursos acompañan la puesta en escena: como un cable de último momento transmitido en la televisión de la pandilla, o el baño que utilizan, hacen más interesante aún y realista la historia. Nos quedaran algunas preguntas sin responder, sobretodo la real ideología que estos integrantes practican. Parecen arrancados de sus vidas, ellos al igual que los objetos que arrancan a otras personas. Se terminaran arrancando lo ultimo y único que poseen, la  vida, tal vez porque no han sabido muy bien que hacían realmente o con que fin sustancial. Temerosos, escondidos, hasta ignorantes y burdos, han armado una fabula y mueren por ella misma. La vida parece tan inútil como los celulares, papeles, portafolios que robaban. La muerte inverosímil, un juego de niños que llega a su fin: “GameOver”

Divertidos, agresivos, muy “teatrales”, tendremos una estadía amena en su guarida, sin grandes sobresaltos. Un buen rato que podría y tiene todas las herramientas para ser más que jugoso e interesante.

 

Teatro: Espacio Cultural Pata de Ganso – Zelaya 3122

Funciones: Viernes – 21:00 hs – Hasta el 06/05/2011

Entrada: $ 40,00 y $ 30,00 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...