A Sala Llena

Parque Lezama

Parque
Lezama

Dirección
y adaptación:
Juan
José Campanella. Dramaturgia: Herb
Gardner. Producción general: Muriel
Cabeza. Escenografía y vestuario: Cecilia
Monti. Iluminación: Félix Monti. Asistencia de dirección: Tati Rojas. Intérpretes: Luis Brandoni, Eduardo
Blanco, Marcela Guerty, Iván Espeche, Gabriel Gallinchio, Federico Llambi,
Carla Quevedo. Prensa: Raquel
Flotta.

Aunque usted no lo crea, Parque Lezama es el debut de Juan José Campanella en la dirección
de teatro. Pese a esto, él parece ser un experto y, como nos tiene
acostumbrados, ofrece al público una propuesta de muy alta calidad. Esta obra
es un deleite a los ojos del espectador, una historia original, divertida,
atractiva, pícara y, lo más interesante, con un sólido mensaje.

Parque
Lezama
es
la historia de Antonio Cardoso y León Schwartz dos ancianos que se encuentran
todos los días en el parque a pasar sus tardes. Ellos dos son, aparentemente,
incompatibles: León (Brandoni) es un ex militante del partido comunista, en su
mente un héroe de múltiples identidades y defensor de pobres inocentes. Antonio
(Blanco) es portero en un edificio en edad de jubilación que se reniega a
abandonar su trabajo, pero él, en cambio, es defensor del “no te metas” y
prefiere pasar desapercibido que “luchar por sus derechos”, como le dirá León.
Veremos en el transcurso de la obra cómo estos personajes van construyendo una
relación cruzada por anécdotas y disparates.

Toda la acción transcurre en el Parque Lezama,
valga la aclaración. La escenografía se encarga de traer a escena –nada de
recrear- un auténtico parque con todos sus elementos. Es realmente deslumbrante
el trabajo de Cecilia Monti en diseño y realización de escenografía, también en
cuanto a la precisión del vestuario, la calidad de las elecciones y la perfección,
que está en el buen gusto, los detalles y la simpleza o la espectacularidad según
corresponda.

Me parece casi innecesario hablar de la
dirección y las actuaciones que son, verdaderamente, de otro planeta.
Campanella tomó una maravillosa historia sobre la vida misma, sobre la vejez de
cuerpo y la juventud de alma, sobre los ideales y los sueños, las esperanzas y
las frustraciones para poner en la carne de dos grandísimos actores como lo son
Eduardo Blanco y Luis Brandoni. Blanco mantiene un tono de voz, una postura
corporal y un temblequeo tan natural que uno piensa “¿en qué momento se me fue
la vida de este hombre?”. Por otro lado, Brandoni cambia de nombre todo el
tiempo y con ello de historias, es un cuentista sobre la vida y un fantasioso
nato, parece ser fuerte y sostenido por una gran historia de vida hasta que se
desnuda con sinceridad revelando su verdad.

Parque
Lezama

es fantástica, sorprende, hace reír y emocionar. Tiene todos los elementos necesarios
para la conformación de una gran propuesta que no se puede dejar de ver. Para
cualquier edad y cualquier persona porque no hace falta estar transitando la
vejez para apreciar y entender el mensaje de esta obra. Y considero que eso, es
lo más grandioso de esta puesta de Campanella.  

Teatro: Liceo- Rivadavia
1495

Funciones:
Miércoles,
Jueves y Viernes 20:30. Sábados 19:30 y 22:15. Domingos 19:30.

Entradas:
 Desde $200


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →