A Sala Llena

Pez en el Teatro Vorterix

 Ariel Minimal | Voz y guitarra

Franco Salvador | Batería y coros

Fósforo | Bajo y coros

ADVERTENCIA: usted está a punto de leer una reseña escrita por un fanático de Pez, por ende, esta puede carecer de objetividad.

Pez es, hoy por hoy, la mejor banda del rock argentino. Y esto es así por lo siguientes motivos:

1)  En sus 20 años de trayectoria han editado REGULARMENTE (no con intervalos de 5 a 8 años) casi 20 discos entre “vivos”, discos de estudio y registros en DVD de conciertos. Todos ellos no bajan de las 3 estrellas para la crítica especializada.

2) Han aumentado considerablemente su poder de convocatoria sin hacer un estilo de música comercial. Ya llenaron el Konex, El Teatro de Flores, ahora Vorterix… giran por las provincias y tocan en lugares donde nunca habían tocado ¿Un Luna Park el año que viene? Quien sabe…

3) Se han convertido en una referencia ineludible para un montón de pibes que están formando bandas. Chequeen en los “bancos de músicos” y verán anuncios en donde se solicitan músicos para formar un grupo “onda The Mars Volta, onda Pez, onda…”

¿Quién puede negarlo entonces? ¿Alguien se atrevería? ¿Qué otra banda cumple con estos tres puntos? Los espero entonces a los grandes críticos para que refuten mi poderoso argumento. Los espero con los guantes puestos, porque… ¡Ah cierto, la reseña del recital! Perdón, me emociono y me cuelgo.

Precedidos por sonidos de sintetizador monofónico (¿estaría escondido Ernesto Romeo en algún lugar disparando tiros desde su Moog?) subieron al escenario puntual, a las 21:00 horas. Estar en las puertas del mainstream y tocar en lo de Mario hace cumplir los horarios, parece. Sin repetir y sin soplar, acá van los 15 primeros temas que tocaron: “Desde el viento en la montaña hasta la espuma del mar”, “Os Garcas”, “La Madre de todas las Artes”, “Fuerza”, “Corazón Coraza”, “Ahogarme”, “El Desengaño”, “Gala”, “20-03-2014” (un tema blueasy que formará parte del nuevo disco), “Y ahora de qué vamos a hablar”, “Vamos”, “Casette” (impecablemente cantada por Franco Salvador), “Toda la mañana”, otro tema nuevo sin nombre aún, “La estética del resentimiento”, “Retornan los restos” (otro tema nuevo, que sigue la línea tranqui de “20-03-2014”).

La segunda parte del recital, plagada de clásicos de la banda, arrancó con sorpresa: “Estallando desde el Océano” y “El Ojo Blindado”, dos excelentes canciones de Sumo, que Pez tocó con autoridad y la energía que los caracteriza. Y entonces sí, ya con la gente extasiada, agarrate: “Haciendo real el sueño imposible”, “Maldición”, “El Temible Hongo Fusarium”, “Campos de Inconciencia” (que hacía mucho no tocaban), “La Casa del Horror”, “De cómo el Hombre perdió”, “Los caretas del reggae se lo quieren llevar pero el porro es del metal” (muy festejada por la monada), y las que por lo general cierran los conciertos, “Último Acto”, “Roma”, “Introducción, declaración, adivinanza”, “Rompe el Alba” enganchada con “Lo que se ve no es lo real” (al igual que en el primer disco de Pez, Cabeza, editado 20 años atrás) y la distorsionada y psicodélica “Los verdaderos sonidos de la libertad”, con la que terminaron el recital a las 22:55 horas.

Cerró el telón y miles de pececitos salimos en cardumen a enfrentar nuevamente la fría noche del sábado. Todos sonrientes, por haber visto uno de los recitales del año.

Entradas: Desde $120 a $150.

Lugar: Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →