A Sala Llena

Puro Papel Pintado

alt

Puro Papel Pintado

Autoría y Dirección: Francisco Lumerman. Producción: Mariana Eramo, Laura Fischer. Escenografía y Vestuario: Roxana Ameduri, Vanesa Verati. Iluminación: Soledad Ianni. Diseño de maquillaje: Florencia Orlando. Elenco: Mellanie Dell Elce, Mariana Eramo, Laura Fischer, Agustina Gutierrez, Juan Manuel Ortíz, Pablo Rodriguez Pandolfi, Lucia Romano, Susana Sánchez, Ivana Antonella Schiaffino, Angie Vons. Prensa: Luciana Zylberberg

No hay fuerza capaz de doblegar a un pueblo que tiene conciencia de sus derechos.

Eva Duarte

Francisco Lumerman nos propone una pieza que abarca dos universos paralelos, puramente argentinos: una Buenos Aires allá por el´52 cuando la Jefa Espiritual de la Nación fallece, y en la redacción de un diario, debido a este evento, cada cual muestra su verdadera cara. Por otro lado, la Buenos Aires convulsionada de febrero del 2002. En un set de filmación, se lleva a cabo el rodaje de una película de época, los extras se preocupan por el salario y  la inestabilidad se respira en el ambiente.

El espectador es testigo de saltos en el tiempo donde el trabajo actoral es por demás impecable: diez actores que se multiplican por dieciocho personajes, los cuáles llevan adelante un fantochada nacional que trabaja la memoria, dejando de lado lo solemne de las típicas obras de revisionismo histórico.

Un cuidadoso vestuario y el buen oído sobre el lunfardo, acompañan a un elenco bastante “movidito” que representa al personal del diario, a una espía soviética infiltrada, un partido antiperonsta y uno muy peronista, todos conviviendo en la misma escenografía que sabe dividirse adecuadamente en tres espacios distintos, para pasar, luego, a un cuarto espacio: el set de filmación.

El soporte lumínico cumple un papel fundamental para el salto de época, y la habilidad del grupo actoral para cambiar de registro es impecable. Las actrices hacen un excelente uso de la declamación creando un homenaje al argot de la época utilizado en el cine, sin necesidad de impostar la voz ni que resulte forzosa la actuación.

La fantochada radica en la idea de llevar a cabo un experimento que consiste en congelar a una devota de Eva y una hija no reconocida del General, para luego clonar a Perón en el año 2000. Pero algo pasa y ambas mujeres despiertan en el año 2002, en plena crisis financiera y durante la filmación de una coproducción española. Los diferentes niveles de lenguaje se entrecruzan y se producen malos entendidos muy efectivos que conjugados con el contraste de época, dan como resultado una pieza interesante como un buen ejercicio de la memoria.

Teatro: El Anfitrión – Venezuela 3340 – Cap Fed

Funciones: Domingos 18,30 Hs

Entrada: $35 y $50

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS