A Sala Llena

Rey Milo

(Argentina, 2012)

Dirección y Guión: Federico Bareiro. Producción: Federico Bareiro. Distribuidora: Independiente. Duración: 90 minutos.

Los caminos del arte.

“Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer.”
Pablo Picasso.

 

El arte tiene una lógica propia y cada tanto necesita romper con las estructuras que lo canonizan. Una vez que una estética o un movimiento desandan sus contradicciones y llegan hasta el sinsentido, su prolongación conceptual se convierte en degradación de lo que antes era revolucionario. El cambio de paradigma y una mirada refrescante y disruptiva se hacen necesarios en esos momentos para darle vida a los círculos de las galerías artísticas.

El fenómeno artístico de Milo Lockett es cada vez más desconcertante para el circuito cerrado del arte argentino, ya que rompió con las categorías y los caminos establecidos por el establishment para el moderado éxito artístico. Rey Milo, el documental de Federico Bareiro, representa el agotamiento de estos límites del arte argentino, que recibieron la obra de Lockett con entusiasmo, pero también con resquemor a partir de una apertura estilística y conceptual hacía una estética  infantil y lúdica que inesperadamente se convirtió en un éxito de ventas en las exposiciones artísticas locales.

La figura de Milo se ha convertido prácticamente en una marca comercial desde su aparición en la escena artística local. El documental y el personaje pueden ser divididos en tres partes o características del artista plástico. Por un lado, el carisma de Milo como personaje y lo que genera, por otro lado, su actividad como artista, y por último su actividad solidaria. Las tres están entrelazadas dentro del documental y en la vida misma de Milo. Una de los principales motivos de su éxito es su atractiva personalidad, abierta y transparente, muy diferente de los emblemas del artista encerrado en sí mismo y atormentado por demonios internos, o del modelo de artista académico que sigue los caminos de la consagración en las galerías a través de becas y apadrinamientos. Por otro lado, Milo reconoce que su obra parte de una reelaboración propia de la estética de Jorge de la Vega, Nigro, Macció y Deira, entre otros, pero además se destaca su mirada empresaria para concebir su obra como un negocio. Por último, el documental hace hincapié en la actividad filantrópica solidaria de Lockett, especialmente en su provincia, Chaco, donde ha pintado murales, escuelas, organizado bienales, donado obras para la construcción de hospitales y ayudado a adolescentes con síndrome de down a integrarse.

Reconstruyendo los inicios de Milo como autodidacta y su juventud como trabajador textil, recolector de basura y muchos otros trabajos, el documental apuntala la figura del artista en la actualidad a través de fragmentos de programas televisivos de alta audiencia, entrevistas con familiares, amigos, curadores, críticos e historiadores de arte argentinos que destacan al unísono el valor de la obra y su propia dificultad para explicar el éxito.

Bareiro documenta la transformación de Milo Lockett en una figura icónica del arte actual a través de sus cuadros, telas, esculturas, muebles e intervenciones urbanas para poner su grano de arena en la creación de este personaje tan controvertido por su vida, su encantadora calidez y su compromiso social con su comunidad y su provincia.

calificacion_3

Por Martín Chiavarino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS