A Sala Llena

Toy Story (3D)

Toy Story (3D) (Estados Unidos, 1995)

Dirección: John Lasseter. Guión: Joss Whedon, Andrew Stanton, Joel Cohen y Alec Sokolow.

Distribuidora: Disney. Duración: 81 minutos. Doblada en español.

¿Qué poder decir sobre un film que ya hemos visto decenas de veces –al menos en mi caso- en ésta nueva presentación? ¿Es excusa frente al próximo estreno de la tercer parte? ¿Justifica una revisión debido al efecto 3D incorporado?

Toy Story es una gran película, muchos de nosotros hemos crecido con ella, muchos otros la han disfrutado siendo mayores, evidenciando un avance en tecnologías de animación computada. Uno de los mayores exitos de la compañía Pixar.

Verla hoy en día, en 3D, es una experiencia llena de nostalgia, de descubrimiento para aquellos nuevos pequeños que la ven por primera vez.

Dentro de la línea argumental, el film narra sobre cómo los juguetes toman vida luego que sus dueños, los niños, continúan con sus quehaceres diarios. Dentro de ellos, resalta Woody, un vaquero que lidera frente al resto de los juguetes, hasta llegado el día que un nuevo y moderno muñeco lo reemplaza. La historia de juguetes va más allá de una habitación, se impone un plan de rescate y una huída del hogar de un niño inimaginablemente malo.

Toy Story, detona nuestra pasión por los juguetes, nos lleva a nuestra niñez, a recordar ese momento magico que se concreta con un “chice nuevo”.

Lo que ha hecho el 3D por Toy Story no es mucho, no fue una película diseñada para verse así, es esa época los efectos CGI daban sus primeros pasos. No creo que los realizadores hayan imaginado en su momento, ni nosotros siquiera, que en el día de mañana hubiese posibilidad de ver el film con éste valor agregado, en un nuevo formato de cine, en poco tiempo relanzada en el nuevo formato de video digital Blu Ray 3D.

Fundamentalmente, ver Toy Story en 3D, es excusa para verla nuevamente en cines, poder apreciar detalles que en otra época hemos visto en proyecciones de fílmico y ahora en digital, escenas que uno olvida con el tiempo y por sobre todas las cosas recordar el por qué es un film que ha llegado a convertirse en tan importante con el tiempo, desde estrenada allá por 1995.

Recomendada ampliamente para ver con los nuevos niños.

Por Sergio Salas

¿Qué se puede agregar que no se haya dicho de Toy Story?

El primer gran clásico de Pixar, a 15 años de su realización sigue siendo una obra maestra de la animación y el cine mundial.

La película, dirigida por la gran cabeza del departamento animado contemporáneo de Disney, John Lasseter, mantiene una belleza visual y narrativa que incomparable, cuyo paso del tiempo, al igual que con los buenos vinos, ha mejorado … Y para mantenerla actualizada, no hubo mejor idea que pasarla a tres dimensiones.

No sé si es que la historia me cautivó como si la viera por primera vez (me la había perdido en cine pero la habré visto como mil veces en video y televisión, así que aproveché la oportunidad), pero el efecto 3D, me impresionó muy poco. Sin duda tiene notables efectos, aunque no en el sentido más literal de lo que provoca el efecto tridimensional, o sea, uno no siente que los objetos atraviesan la pantalla o que se mete dentro del cuarto de Andy. El efecto mejora en los mismos aspectos donde se destacaba UP: la profundidad de campo, la distancia entre fondo y objetos, la voluminosidad.

Sin embargo no es la única renovación: los colores se ven más vivos, las luces tugstenas, fluorescentes se sienten más palpables. Se hizo un lavado de la imagen, que provoca que uno vea a simple vista esta película de 1995 y la compare con UP, y no note demasiadas diferencias en lo formal. Realmente, Toy Story se encuentra al día, indemne en materia visual. Ha logrado luchar contra el paso del tiempo, no pareciera que hubo demasiados avances, a comparación de otras obras de Pixar, pero teniendo 15 años de diferencia supera a todas las películas de los estudios competidores.

La historia Lasseter / Stanton / Docter / Ranft adaptada por el joven Joss Whedon antes de convertirse en el precursor de las series de vampiros adolescentes (Buffy) tiene el maravilloso clasicismo de todas las películas que Disney, esa perduración temporal, que la convierten en la única productora que piensa en las próximas generaciones, y no juega con chistes localistas y contemporáneos.

El reestreno de ambas Toy Story es motivo de celebración, el 3D es solo una excusa para poder sentirla y emocionarse en el cine… nuevamente, para llevar a las nuevas generaciones, o, como fue en mi caso, tener una segunda oportunidad de verla en pantalla gigante. Está bien, nuevamente no pude escuchar las voces de Tom Hanks y Tim Allen, pero lo importante es volver a tener a Woody y Buzz (y los marcianitos también, por supuesto… uhhh), los personajes importan más que los actores (al contrario que las películas de Dreamworks).

Nuevamente… “¡Al infinito y más allá!”

 [email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS