A Sala Llena

0
0
Subtotal: $0,00
No products in the cart.

CRÍTICAS - CINE

Valeria viene a casarse (Valeria Mithatenet)

MATRIMONIO(S) POR CONVENIENCIA

Film político sin autoadjudicarse el rótulo y película intimista sobre el matrimonio que esquiva lugares comunes y retórica autocomplaciente, el segundo trabajo de la directora israelí Michal Vinik describe un estado de las cosas y un contexto asfixiante, público y privado, desde la cual se desarrolla la trama.

Valeria, ucraniana, llega a Israel para casarse por medio de un arreglo con un israelí pero eso solo es el disparador de una historia donde los espejos se deforman y cambian. En efecto, la espera su hermana Christina, también casada de la misma forma con otro israelí con el que convive. Desde allí Valeria viene a casarse efectúa su apuesta estética: buena parte de la película transcurrirá en esas cuatro paredes, un departamento amplio y con varias habitaciones, razón por la que la realizadora se deleita construyendo un agobiante espacio donde la cámara cobra un rol protagónico. Pero también desde el fuera de foco y desde el fuera de campo se establece ese espacio asfixiante.

Se está bien lejos del concepto de “teatro filmado”: los cuatro personajes principales y otros secundarios que aparecen cerca del final están al servicio de una magnífica puesta de cámara y de unas elecciones formales bienvenidas a cargo de la cineasta.

Esto desde el aspecto formal pero también lo temático resplandece como original. En ese sentido, los roles que representan los dos hombres (cada uno con sus características) se modifican de acuerdo al devenir de la trama. Primero, todo sonrisas y luego nada de felicidad en esa casa.

También, el lugar que ocupa Valeria, de pocas palabras y mirada sorprendida (en este punto, se destaca la escena cuando “el futuro marido” llega al lugar). Pero el personaje que más modifica su parecer es el de Christina, su hermana, en un principio respetando las decisiones de los otros (en especial de su esposo) pero conviviendo con la historia de su hermana, tan parecida a la suya. De allí esos espejos que primero traslucen paz y armonía y que luego comienzan a romperse con la decisión de Valeria por no respetar lo pactado de antemano. Por ese motivo, el viaje final de Christina, volviendo del aeropuerto al dejar a su hermana transmite más de un interrogante al espectador.

Pero también se trata de un film plagado de diálogos precisos y críticos sobre determinada situación social y política. En este punto, en más de una ocasión, se manifiestan cruces de palabras de importante contenido sobre la relación entre israelíes y rusos. Otra vez los espejos que se rompen ahora desde una faceta política.

Sin embargo, Valeria viene a casarse no baja líneas desmedidas sino las necesarias para alimentar a una trama densa e irrespirable acompañada de una acertada elección desde la puesta en escena.

(Israel, Ucrania, 2022)

Guion, dirección: Michal Vinik. Elenco: Lena Fraifeld, Dasha Tvoronovich, Yaakov Zada Daniel, Avraham Shalom Levi. Producción: Amir Harel, Ayelet Kait, Ana Yatsenko, Vladimir Yatsenko. Duración: 76 minutos.

1 comentario en “Valeria viene a casarse (Valeria Mithatenet)”

  1. Interesante película. Muy bien lograda la trama que va torciéndose hacia otro lugar del que parecía iba. Muy buenas actuaciones, para destacar la de Christina. Pregunta: ¿Christina vuelve de dejar a su hermana o también se está yendo?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Todos somos extraños

LEER MÁS →

Todos somos extraños

LEER MÁS →

El astronauta (Spaceman)

LEER MÁS →
Recibe las últimas novedades

Suscríbete a nuestro Newsletter