A Sala Llena

Visita

Autoría: Ricardo Monti. Dirección: Leticia Tómaz. Diseño de maquillaje: Lis Iun. Diseño de vestuario: Anita Figueroa .Diseño de escenografía: Daniela Draiye. Diseño de luces: Nadia Strier. Realización escenográfica: Daniela Draiye. Fotografía: Evann Violeta. Realización de vestuario: Anita Figueroa. Diseño gráfico: Guadalupe Alessia. Asistencia de escenografía: Sofía Eliosoff. Prensa: Tehagolaprensa. Puesta en escena: Leticia Tómaz .Director asistente: Analía Mayta. Actúan: Yanick Aviles, Luciana Cervera Novo, Ezequiel Olazar, Darío Serantes

Perla espera agitándose sobre el escenario. La causa de su conmoción no son los espectadores que comienzan a entrar en la sala sino lo que se entiende como una visita inesperada. Muebles viejos ahora iluminados levemente por una luz tenue que habla de lo mortuorio del abandono. La dejadez de esta antigua casa perdida en algún lugar del tiempo remite inmediatamente a los personajes: Perla, Lali, Gaspar, que conformarán a través del avance de la obra una familia bastante particular.

Es importante mencionar que el texto original de Ricardo Monti fue escrito durante el periodo más oscuro de la historia Argentina. Revisionismo necesario para entender la creación primera de la obra, pensar en estos años lúgubres de desaparecimiento de personas y silencio nos darán la pauta para comprender la conformación de los personajes y su historia repleta de transformación y muerte.

Visita es una comedia satírica rodeada de un aura de suspenso que presenta claroscuros. Por momentos existe perplejidad ante el juego de actuación que se tiene enfrente pero por momentos los minutos se hacen letárgicos. Sin embargo las actuaciones son coherentes y buenas lo que provoca que las risas entre el público no se hagan esperar. La iluminación junto con el maquillaje mantendrán el suspenso acerca del porvenir de los personajes y de las incógnitas que se presentarán ante su existencia. ¿Qué viene a hacer la visita? ¿Quién es? ¿Quiénes son los protagonistas?. Una de las claves del texto y la obra se hallan en la transformación. Los personajes, experimentarán una transición en busca de cumplir sus objetivos . El cambio más trascendental lo vivirá Equis, quien luego de esta visita, no volverá a ser el mismo, si alguna vez lo fue.

La temporalidad se quiebra, se vuelve onírica. La puesta en escena  seduce jugando con lo que se devela y lo que se esconde. Los objetos y muebles de la casa se irán destapando a medida que se entra en ligazón empática con los personajes. Sus protagonistas- surrealistas – parecen haber salido de una película de Tim Burton. El absurdo navega por el ambiente con ayuda de la escenografía y las charlas delirantes de sus personajes.

Visita apuesta al movimiento sobre el espacio, al movimiento violento, a la cruzada de los cuerpos. A ese suspenso que irá creciendo mientras los espectadores intentan develar el misterio.

La obra esconde entre sus palabras,  una incógnita, una interrogación. Invita a apreciar una temporalidad subconsciente que pondrá atento al espectador en cada uno de los pasos, vaivenes emocionales y charlas satíricas que compartirán los cuatro personajes provenientes de un mundo peculiar que nos hará al público abstraerse de la velocidad actual y que permitirá que se lleven un pedazo de interpretación guardado para repensar en la vuelta a casa. Porque visita es , eminentemente, una obra para pensar, donde lo imaginario y la ficción se mezclan, se dramatizan y atrapan en mundos imposibles y atemporales. Mundos posibles de pensar como una visita hacia lo oculto, lo personal, lo indecible que traspasa el lenguaje.

Teatro: La Carbonera

Funciones: Viernes 23 hs-

Entradas : $ 100

 calificacion_3

Por Sofía Lara Gómez Pisa

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →