A Sala Llena

33 Variaciones

alt

33 Variaciones

Dirección: Helena Tritek. Dramaturgia: Moisés Kaufman. Versión: Fernando Masllorens y Federico Gonzalez del Pino. Productor general: Pablo Kompel Diseño de escenografía: Jorge Ferrari. Diseño de iluminación: Eli Sirlin. Diseño de vestuario Mini Zuccheri. Elenco: Marilú Marini, Lito Cruz, Malena Solda, Rodolfo De Souza. Prensa: SMW.

33 Variaciones cruza la vida de dos personajes que habitan distintas èpocas pero que sin embargo comparten cosas en común. Catalina, una musicóloga empecinada por descubrir qué fue lo que inspirò a Beethoven a realizar 33 variaciones sobre el vals mediocre de Antonio Diabelli, y el propio Beethoven, en sus ùltimos años, cuando ya no tenía un peso para vivir y era vìctima de una sordera avanzada, pero aún le faltaban componer grandes obras, como estas variaciones, que le llevaron tres años, y la Misa.

Catalina, interpretada por Marilú Marini, tiene una relaciòn tensa con su hija Clara. No la entiende, no la valora. Ella comienza a sentir una parálisis en su mano que se va agravando a medida que avanza la obra. Esto la va dejando cada vez más deteriorada corporalmente, pero su inteligencia sigue intacta. Clara se desvive por acompañarla en su enfermedad. Marini refleja muy bien la enfermedad y parálisis que la van tomando de rehén.

La búsqueda de Catalina y su obsesión por Beethoven la llevan a viajar a Bonn. Allí conoce y se hace amiga de una mujer alemana, Gertie – que custodia los manuscritos de Beethoven – en el cuerpo de Gaby Ferrero, quien hace una divertida y correcta interpretación. A Bonn tambièn llegan su hija (Malena Solda) y el novio (Francisco Donovan).

Malena Solda sigue sin convencerme. Si bien es dulce y delicada, no me cautiva en los momentos en que tiene que demostrar màs pasión y carácter. Sí, me sorprendió gratamente Donovan.

Yendo 200 años hacia atrás acompañan a Beethoven (Lito Cruz), su servidor y compañero inseparable, Schindler, interpretado por Alejo Ortiz. Luego aparecerá Diabelli, corporizado muy bien por Rodolfo de Souza.

Esperaba una mejor interpretación de Lito Cruz, a quien admiré por uno de sus últimos trabajos televisivos (El Elegido). La dicción y la composición del personaje no me reflejaban a un Beethoven de hace dos siglos atrás. Me quedo con sus apariciones televisivas.

La trama es interesante. La enfermedad y la pasiòn por la música unen a Beethoven y Catalina. Ella le habla, lo admira y casi se obsesiona con el compositor. En un cuadro final tienen un diálogo juntos que resultará casi el mejor momento de la obra.

Es un buen acierto poner a un pianista ejecutando las variaciones en vivo. Natalio Gonzàlez Petrich sobresale con sus ejecuciones musicales. Deberían darle un volumen más alto al piano ya que se escucha muy suave.

En síntesis. Si bien la idea y la intención son buenas, algunas actuaciones también, y ciertos momentos resultan creìbles…..  el nivel no es del todo parejo, y la obra – de una hora y media de duración – comienza a aburrirme.

33 Variaciones para mí no resultò estar a la altura de las expectativas, ni de la producción e inversión que pusieron en ella.

Teatro: Metropolitan Citi. – Av. Corrientes 1343

Funciones: Miércoles y Jueves 20:15. Viernes 20:30. Sabados 20:15 y 22:15. Domingos 20:00 Hs.

Entradas: $150 – $200

alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS