A Sala Llena

Análisis: Jurassic Park, original soundtrack

Celebrando el reciente lanzamiento de Jurassic World, José Luis De Lorenzo analiza en profundidad una hermosa obra de arte: el soundtrack original de Jurassic Park.

JURASSIC PARK – John Williams

La música compuesta y conducida para el soundtrack de Jurassic Park (la original) por John Williams es una de sus mejores obras, si no la mejor.
En esta se encuentran influencias de sus anteriores trabajos y pistas que lo sucedieron en algunas de sus obras posteriores. Distinto es lo que ocurre con un compositor como Danny Elfman, cuya obra (comparativamente menor) muchas veces pareciera dar la sensación de ser repetitiva. No es el caso de Williams.
Como sucede en la filmografía del director William Friedkin, donde se puede distinguir que numerosas escenas de varios de sus films dialogan entre si (el diablo pintado en la puerta derecha del camión que tiene que transportar nitroglicerina en Sorcerer es la misma figura encontrada por el Padre Merrin en el inicio de El exorcista), en la obra musical de Williams ocurre algo similar. Al escuchar un score completo como el de Jurassic Park podemos efectivamente entrever una conexión son sus otros trabajos.
El tema principal (“Theme from Jurassic Park”) es exquisitamente equilibrado. Por tratarse de un film de aventuras no irrumpe con un leit motiv forzado e instintivo desde el comienzo como podría considerarse el de Cazadores del arca perdida, por el contrario inicia con una tranquila melodía de flautas, in crescendo con leve incorporación de vientos y cuerdas hasta llegar a un punto en que la orquesta se involucra en su totalidad emanando una fuerza tal que hace poner los pelos de punta.
Para “Incident at Isla Nublar” genera el mismo nerviosismo de la escena final de Cazadores…, incorpora coros, trombón y una melodía hacia el final muy similar en acordes al tema principal de Atrápame si puedes.
Con “Journey to the Island” juega con una melodía que tiene más elementos de jolgorio hasta repetir el leit motiv debido al requerimiento de la narración visual y la primera presentación de un dinosaurio en el film. La sensación de grandeza e inmensidad es insoslayable.
Ya en “Hatching Baby Raptor” el uso de coros se extiende en la totalidad del tema, un uso angelical que denota inocencia como sucediera en El Imperio del sol o un atisbo de enfrentar lo desconocido como en El abismo de Alan Silvestri.
“Wellcome to Jurassic Park” es una versión infantil del leit motiv con la ejecución de cuerda percutida unicamente: piano. Algo similar a lo que aplicó en Hook.
Para “Dennis Steals the Embryo”, el uso de percusión seguido de piano genera un ambiente de sigilo y suspenso, recuerda al tema “The Conspirators” del score de JFK en el que se desarrollaba la conspiración en Cuba.
“High Wire Stunts” continua en la veta de Atrápame si puedes sin ejecución de xilofón pero amedrentado con aturdidores repiqueteos de trombón.
Con “T-Rex Rescue & Finale” se acerca a una melodía más sombría y cargada de vientos y percusión para poder generar así el clima de un enfrentamiento como es el del final del film.
En los títulos finales, resuena el leitmotiv con fuerza arrolladora y elementos característicos de toda la partitura.
Hoy se cumplen 40 años del estreno de Tiburón, el film sobre el primer depredador que se cruzó en la carrera de Spielberg y para el que trabajó conjuntamente con Williams logrando otra de sus mejores partituras.

© Jose Luis De Lorenzo, 2015 | @josedelo

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →