A Sala Llena

Cartel Land

(Estados Unidos/ México, 2015)

Dirección y Guión: Matthew Heineman. Elenco: José Manuel Mireles y Tim Foley. Producción: Matthew Heineman y Tom Yellin. Distribuidora: Independiente. Duración: 100 minutos.

Del otro lado de la frontera.

Parece que fuese de otro planeta, pero lo que muestra Cartel Land está ocurriendo ahora mismo en México y buena parte de los Estados Unidos. El documental de Matthew Heineman, que cuenta como productora ejecutiva a Kathryn Bigelow, la consagrada realizadora de La Noche más Oscura, centra su atención en los denominados “grupos de autodefensa”, civiles a uno y otro lado de la frontera que decidieron armarse por su cuenta para hacer frente a los narcotraficantes. Sin juzgar sus actos, el film muestra la complejidad de un tema que parece ampliarse cada vez más, sin muestras de una resolución cercana.

Tim Foley es el norteamericano que comanda su grupo en Arizona, decidido a frenar y anular el paso de los cárteles a su territorio, el “mal” como los denomina. Aunque la zona con más presencia en la película es la mexicana, el territorio de los cárteles de Los Zeta y Los Caballeros Templarios, espacio que “El Doctor” Mireles pretende limpiar a fuerza de disparos y amenazas en nombre de la seguridad de su gente. Los comandados por Mireles son empleados que trabajan en diferentes sectores del México rural, hombres de familia dispuestos a ejercer su rol parapolicial, hastiados de la casi nula presencia del gobierno para brindarles protección y seguridad, y convencidos muchos de ellos de la participación de sus gobernantes en los negocios de la droga.

Heineman se toma su tiempo para balancear momentos de acción, muy violentos, con otros para escuchar y conocer a sus personajes, su forma de pensar y relacionarse. “Aquí es tierra de nadie, no hay ley… la gente vocifera: eres racista, eres justiciero. ¡Puras habladurías!”, dirá Foley justificándose. Mireles, empuñando un arma, declara “tenemos muchas tragedias por culpas de los criminales, a mis vecinos les cortaron las cabezas Los Templarios. ¿Tú qué harías, esperar a que vengan por ti o comprar una cosa de éstas y defenderte?, pregunta fusil en mano.

Es curioso cómo ambos líderes, tanto Foley como Mireles, hablan de su familia. Foley recuerda a un padre maltratador, violento, abusador (dice dejar su casa a los 15 años), y Mireles casi al final dirá que su pelea perdió el sentido, porque su motivación principal, su familia, la perdió, ya que se enamoró de otra mujer y vive con ella. Aunque no siempre es la familia la que mueve a los personajes: por ejemplo, un cocinero de anfetaminas contratado por el gobierno mexicano afirma que es la pobreza la que lo llevó a meterse en el negocio.

calificacion_4

Por Sergio Zadunaisky

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS