A Sala Llena

El Guardián del Zoológico

El Guardián del Zoológico (Zookeeper, Estados Unidos, 2011)

Dirección: Frank Coraci. Guión: Nick Bakay, Rock Reuben, Kevin James, Jay Scherick, David Ronn. Elenco: Kevin James, Rosario Dawson, Nicholas Turturro. Producción: Todd Garner, Jack Giarraputo, Kevin James, Adam Sandler. Distribuidora: Sony. Duración: 102 minutos.

Con películas como El Guardián del Zoológico a veces se hace difícil elaborar una opinión. Uno anda deambulando por las letras del teclado pensando: “¿Por dónde empiezo?”, mientras las imágenes y los diálogos siguen rondando por ahí.

La primera escena tiene a Griffin (Kevin James con bastante sobrepeso) y a Stephanie (Leslie Bibb –bellísima-) paseando románticamente a caballo en una playa. El preparó todo para proponerle matrimonio incluyendo unos mariachis, pero ella pone cara de asquito y rechaza la propuesta porque piensa que su novio no tiene futuro económico como guardia de un zoológico y que le ve mas potencial como vendedor de autos en la concesionaria del hermano (¿!?!¿!?). Okey. Sé que suena ridículo pero también lo es pensar en alguna razón por la cual estos dos estaban juntos en primer lugar. Cinco años después…


Iba a decir “las vueltas de la vida” pero en realidad no, porque Griffin sigue trabajando en el zoológico. Digamos, el guionista escribió que el hermano se casa y en la fiesta vuelve a ver a Stephanie. Cimbronazo al corazón. Este hombre es increíblemente tímido e influenciable y le pide ayuda a Kate (Rosario Dawson) su compañera de trabajo para darle celos a su ex y lograr que vuelva ¿Le suena? Esto debe ocurrir en la fiesta de casamiento. Toda esa secuencia es una antología del ridículo pero en realidad Griffin no es un genio, todos estos consejos fueron dados por los animales del zoológico que oh sorpresa, hablan como usted o como yo y no están dispuestos a perder a su guardia favorito.

A partir del primer animal que habla, toda la película parece caer en un pozo sin fondo ayudada por la fuerza de gravedad de algunos de los diálogos. Para colmo, los animales (un elefante; una jirafa; un cuervo; dos osos; un monito -robado de Una noche en el museo-; un avestruz y un gorila) parecen haber fumado de la buena o estar enchufados a una silla eléctrica. No paran de gritar(se) cosas, hablar fuerte y moverse como neuróticos por el set. Un gorila aislado será de todos, el animal que establecerá el equilibrio en la historia y el generador de los momentos mas… bueh! Pongámosle graciosos.

Huelga contarle el resto del argumento pero es cierto que El Guardián del Zoológico se las arregla para levantar un poco al final (siempre y cuando ud haya cedido su inteligencia a todo el resto de las propuestas del director, esta claro ¿no?).

Lo técnico no es un prodigio. La sensación es de un abuso y/o mal uso del CG y otros efectos, por ejemplo en la velocidad del movimiento de la boca de los animales al hablar resultando este poco convincente. La banda de sonido de Rupert Gregson Williams tiene de todo en la orquesta pero mal utilizado y en lugar de subrayar alguna escena parece querer taparla.

También hay un rubro poco usual en el cual El Guardián… resulta floja. El doblaje. En líneas generales, esta realización no está bien doblada en cuanto a la elección de las voces pero sobre todo en la dirección actoral de las mismas. Hay algo estridente en casi todo el elenco, como si no hubieran podido atemperar con su talante, lo que se adivina mal manejado en el idioma original. Apenas se destaca el gran trabajo de Octavio Rojas en a voz del gorila y el de Carla Falcón en la voz de Stephanie. El resto es una caterva de acentos latinoamericanos que en la mayoría de los diálogos resultan forzados. La suma de todos estos factores atentan contra la posibilidad de engancharse en una trama que no invita precisamente a dejar volar la imaginación. Si todo depende de las secuencias con animales, es demasiado poco.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →