A Sala Llena

El Infiltrado

El Infiltrado (Snitch, EE.UU., 2013)

Dirección: Ric Roman Waugh. Guión: Justin Haythe, Ric Roman Waugh. Producción: Tobin Armbrust, Alexander Yves Brunner, Guy East, David Fanning, Dany Garcia, Matt Jackson, Dwayne Johnson, Jonathan King, Nigel Sinclair. Elenco: Dwayne Johnson, Susan Sarandon, Jon Bernthal, Michael Kenneth Williams, Benjamin Bratt, Barry Pepper, Nadine Velazquez, Harold Perrineau. Distribuidora: Distribution Company. Duración: 112 minutos.

Aunque Stallone y Schwarzenegger se niegan a retirarse, también hay espacio para nuevos héroes de acción. El ex luchador de catch Dwayne Johnson, mejor conocido como The Rock, debutó en el cine interpretando al temible Rey Escorpión de La Momia Regresa. De allí pasó a ser el protagonista de El Rey Escorpión, donde ahora era el bueno. No paró, y de a poco, a fuerza de carisma y buenos golpes a los villanos de turno, su fama trascendió a todo el mundo. Su participación en la saga de Rápido y Furioso y en la secuela de G.I. Joe demuestra cuánto suma su presencia en una película.

En El Infiltrado, The Rock interpreta John Matthews, un respetable trabajador al que la vida le da una fuerte cachetada: Jason (Rafi Gavron), su hijo adolescente, es arrestado por posesión de drogas. La pena es de 10 años, y parece no haber solución para sacarlo de la cárcel. Entonces John le propone a la fiscal Joanne Keeghan (Susan Sarandon) inflitrarse en un grupo de narcotraficantes. Cada información sobre los movimientos de esa banda permitirá reducir la condena de Jason. John seguirá en ese turbulento e impredecible mundo, hasta llegar a (Benjamin Bratt), el más peligroso traficante mexicano.

A diferencia de lo que se podría esperar en un primer momento, la película es menos una de persecuciones y disparos (que los hay, en determinado momento) y más un thriller y un drama sobre un padre dispuesto a arriesgarse para salvar a su hijo. De hecho, está basada en un episodio de la vida real. The Rock sale airoso en las escenas intimistas y dejan en claro que no sólo puede ofrecer puños y tiros a sus fanáticos.

Johnson está muy bien acompañado por un elenco interesante. Susan Sarandon cumple en el rol de la fiscal con veta política y, como de costumbre, eleva el nivel de cada film en el que participa. Benjamin Bratt y Michael Kenneth Williams encarnan a los narcos realistas, sin caer en la caricatura. Barry Pepper compone a un duro agente y Harold Perrineau sigue sacando sonrisas por su trabajo en la serie Lost. Pero quien está por encima de ellos, al punto de ser co-protagonista de The Rock, es Jon Bernthal. Este actor viene de triunfar con su personaje de Shane en The Walking Dead, y pronto lo veremos también al lado de Robert De Niro, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt. Aquí es un ex convicto empleado de John que deberá volver a su vida criminal para ayudar a su jefe, a cambio de un buen porvenir junto a su familia. Una interpretación intensa y dramática, en donde se nota que Bernthal pone todo.

El director Ric Roman Waugh tiene un antecedente similar al de The Rock, ya que se desempeñó como doble de riesgo. En esta oportunidad maneja bien el suspenso y las cuestiones familiares, y transmite mucho con pocos recursos, sobre todo a la hora de reflejar lo mal que Jason lo pasa tras las rejas.

Además de ser un buen film, El Infiltrado permite mostrar que Dwayne Johnson es mucho más que una Roca.


[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

El chef (Boiling Point)

LEER MÁS →

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →