A Sala Llena

El Origen de los Guardianes (Rise of the Guardians)

(Estados Unidos, 2012)

Dirección: Peter Ramsey. Guión: David Lindsay-Abaire. Elenco: Chris Pine, Alec Baldwin, Jude Law, Isla Fisher, Hugh Jackman, Dakota Goyo, Khamani Griffin. Producción: Nancy Bernstein y Christina Steinberg. Distribuidora: UIP. Duración: 97 minutos.

Contra el mal… los guardianes.

Rise of the Guardians, la nueva propuesta de animación de Dreamworks es un relato basado en una serie de novelas de William Joyce llamadas “The Guardians of Childhood”, dirigida aquí por Peter Ramsey, realizador de Monsters vs. Aliens y de larga trayectoria como colaborador en la parte artística de grandes filmes (Minority Report, Día de la Independencia, El Club de la Pelea, entre muchas otras). Se cuenta la historia de la gran mayoría de los mitos que mantienen la ilusión en nuestra infancia (Papá Noel, El Hada de los dientes, Conejo de Pascuas) que deben unirse y trabajar juntos para mantener la esperanza en los niños del mundo cuando Pitch Black (también conocido como El Cuco) intente desplazarlos para imponer el miedo y la oscuridad. Como parece que Pitch ataca con todas sus fuerzas, El Hombre de la Luna (una especie de oráculo) les pedirá que busquen un nuevo guardián para que los ayude en la tarea: Jack Frost, un jovencito irresponsable que vaga por la eternidad sin saber por qué.

Esta entretenida propuesta, llena de colores, estallidos, batallas, rayos y emociones (por momentos, de tantos rayos luminosos puede llegar a remitir a hitos del animé televisivo como Los Caballeros del Zodíaco o Dragon Ball, aunque muy distinta en la estética y despojada de violencia explícita), tiene la particularidad de contar con un despliegue visual impactante. El uso del 3D no es el artificio más llamativo (se utiliza de modo armónico, sin escaparle al típico efecto de arrojar cosas al espectador, pero también explotando moderadamente la ventaja de la profundidad de campo). Son los colores -estridentes y brillantes- y la excelente disposición del juego de iluminación que va entre el color más destellante a la oscuridad más tenebrosa (Pitch Black es la oscuridad hecha personaje y sus poderes infunden el miedo, apagan las ilusiones y ensombrecen los corazones esperanzados) lo que enaltece visualmente a esta fantasía, que aprovecha bien los recursos estéticos para mejorar una historia muy tradicional.

El guión de David Lindsey-Abaire (Robots, Rabbit Hole) no se complica la vida con giros innecesarios y cuenta el cuento de hadas como siempre se han contado. Los guardianes son personajes clásicos, sin demasiadas variantes: está Papá Noel, el lider viejo y sabio; Conejo de Pascuas, el temerario héroe, hábil, pero desconfiado (Hugh Jackman pone la voz en la versión original y el parecido del conejo con Wolverine es notable); el Hada de los dientes, el toque femenino, más inocente, valiente pero tierna; y Sandman, el más poderoso y mágico, pero el de menos protagonismo en la historia. A ellos se le sumará Jack Frost, un eternamente joven muchacho que debe descubrir su propósito en la vida y que no tardará poco en comprender que su lugar está con los guardianes y no con Pitch. Esa larga indecisión Jack se podrá volver un poco extensa cuando uno ya sabe de qué lado va a terminar, pero no llega a volverse tediosa. Por su parte, Pitch es uno de esos villanos de fantasía, bien lineales, sin contrastes ni ambivalencias, como suelen serlo en los filmes de animación. Su diseño debe haberse inspirado en Hades, señor del inframundo, el villano de Hércules, aquel clásico de Disney de 1997, porque su parecido es notable (quizás le hayan sumado un toque vampiresco a lo Crepúsculo para despistar). También hay otro parecido curioso en los caballos de sombra negra que ayudan al Cuco, que recuerdan mucho a los animales que usaban los Nazgul en la saga de El Señor de los Anillos.

Pensada para chicos de hasta 10 años, con muy pocos gags orientados a los más grandes (aunque el del ratón es estupendo), El Origen de los Guardianes es un filme que sin despegarse un milímetro de las fórmulas tradicionales (el villano traicionero, la redención y destrucción de un hechizo), cuenta una atractiva historia que habla de temas fundamentales: el miedo, la importancia de la ilusión, la esperanza. Es ahí donde el filme funciona y hace fuerte, en la exploración de esos miedos, en la representación de esos mundos contrapuestos es en donde triunfa y entretiene tanto visual como narrativamente.

Como es un clásico en este tipo de filmes para niños, el apartado cómico se vale de una serie de personajes sin nombre ni voz, que aparecen con tomas de rellenos haciendo morisquetas, golpeándose entre sí o haciendo lo que el espectador haría si estuviera en la situación ficcional en la que aparecen. En este caso son varios los grupos de caracteres que ofician de partenaires humorísticos: están los Yetis, encargados del taller de los juguetes de Papá Noel; los enanos, también colaboradores de Santa Claus; y las haditas, clones en miniatura del Hada de los dientes, que harán el “trabajo de campo” que ella ha dejado de hacer. Desde los animalitos clásicos de Disney que acompañan a cualquiera de sus Princesas, hasta los Umpa-Lumpas de Willy Wonka, pasando por los asistentes amarillos de Gru, en Mi Villano Favorito, el recurso se extiende hasta que perdamos la cuenta y sin embargo no deja de ser efectivo. El Origen de los Guardianes probablemente no se transforme en un clásico del género, pero es una bella y divertida propuesta para un target al que la cartelera había abandonado un poco al llenarse de propuestas más ligadas al terror.

calificacion_4

Por Juan Ferré

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS