A Sala Llena

Esclavo de Dios

(Venezuela/ Argentina, 2013)

Dirección: Joel Novoa Schneider. Guión: Fernando Butazzoni. Elenco: Vando Villamil, Mohammed Al Khaldi, Daniela Alvarado, Cesar Troncoso, Rogelio Gracia, Laureano Olivares. Producción: Joseph Novoa. Distribuidora: Primer Plano. Duración: 90 minutos.

Por un lado, Ahmed (Mohammed Alkhaldi), una célula árabe preparado para un acto terrorista. Por otro, David (Vando Villamil), un agente de la Mossad en Argentina. Cuando se produce el atentado a la AMIA, es cuestión de tiempo antes de que Ahmed cometa un segundo atentado, que David deberá impedir.

Esclavo de Dios funciona como un thriller al estilo de los que se filmaban en los ‘70, y también remite a la obra de Paul Greengrass. Si bien nunca alcanza los niveles de genialidad de aquellos trabajos, tiene sus hallazgos (la película no toma partido ni por uno ni por otro, sino que muestra las luces y las sombras de cada bando) y un ritmo que no decae. Vando Villamil está exacto como David y el debutante Mohammed Alkhaldi no se queda atrás, ya que sabe transmitir la vulnerabilidad y humanidad del personaje.

Una película que ya en su Venezuela natal viene generando polémica por su temática (la conflictiva relación entre Israel y Medio Oriente). Por lo tanto, bien vale la pena verla para después debatir.

calificacion_3

Por Matías Orta

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...