A Sala Llena

Gondwana en La Trastienda

22 de Febrero – La Trastienda Club

Voz: Mc Jona

Bajo: I-Locks Labbé

Teclados: Keno “Fingaman” Valenzuela

Saxo: Gato Ramos

Trompeta: Pancho Contreras

Percusión y coros: Leo Dread

Batería: Yayo Loyola

Guitarra: Pez Lopez

Coros: Roxana

 

Noche de miércoles en La Trastienda, con un clima calmo aunque alerta y expectante: comienza a escucharse sonido tras el telón. Suenan los primeros acordes de Gondwana, que está de gira por Argentina y nos trae de regalo su último disco Revolución, recién publicado y formando parte de una carrera que abarca ocho trabajos en total. Entre las ediciones recientes hay un DVD grabado en Buenos Aires en el 2012, donde la banda demuestra tener un fuerte vínculo con los seguidores del reggae hispano (sus actuaciones rondan las 150 anuales y Argentina es uno de los destinos obligados).

Gondwana surge en 1987 en Chile y desde entonces han pasado varios vocalistas por la banda. Luego de 25 años de carrera, sólo quedan 3 miembros fundadores, Keno “Fingaman” Valenzuela, Gato Ramos y I-Locks Labbé. Su vocalista actual, Mc Jona, se incorpora a comienzos del 2011 y demuestra estar a la altura de las circunstancias aportando la solidez que requiere una banda que viene pisando fuerte en todos los escenarios donde se presenta. Su performance y llegada al público son muy buenas: se suelta, improvisa y acompaña con gestos los sonidos de la banda.

La “noche rasta” arranca con “Revolución”, tema que le dá nombre a su último disco, y “Tu y Yo”, obra con vestigios de reggaetón y secciones rapeadas (en varias ocasiones se suma al micrófono el percusionista, Leo Dread). También son de la partida “Piénsame”,  hermoso tema de amor, y “Estoy volviendo a mi hogar”, dedicado a todos los trabajadores; allí se lucen los bellos coros de Roxana, la “corista de luxe” que agrega un toque de elegancia y sutileza a una banda preponderantemente masculina.

También habrá una canción dedicada a las madres de Mc Jona e I-Locks, que estaban allí presentes (¿por qué esos nombres de serie gringa?). En “El beso que da una rosa”, otra canción de su último disco, se notaron algunas dificultades en la interpretación y errores en el sonido, de hecho parecía que el tema le quedara muy grave al cantante.

Luego de “Irie” sonó un dub instrumental que generó un clima “ciber espacial”, algo así como “Gondwana en el espacio” según palabras de Mc Jona. No será el único dub de la noche, pronto vendrá otro con el Gato Ramos tocando una flauta melódica que aportó texturas muy interesantes al convite. Tampoco faltó la zapada de base electrónica, por cierto con buena aceptación por parte del público que saltaba al compás del ritmo.

Algunos de los temas de su extensa discografía que estuvieron presentes en la noche fueron los bellos “Armonía de Amor”, “Sentimiento Original” y “Chainga Langa”, de su primer disco; “Verde, Amarillo y Rojo”, “Dulce Amor” y “Antonia”, de su segundo trabajo; “Alabanzas”, “Felicidad” e “Ignorancia” de Made in Jamaica, “Mi Princesa” de Crece, además de “Aire de Jah” y “Warning” de Resiliente.

Luego del típico “una más y no jodemos más” (estos cantos argentos le encantan a los artistas internacionales), llegó la despedida. Fue más de una hora y media bailando al ritmo del reggae y el dub. El cierre es con un cover del gran Bob Marley, como no podía ser de otra manera: la banda se despide con “Could you be Loved?” y nos deja con una sensación de alegría, paz y bendiciones…como corresponde a toda banda de reggae que se precie de tal.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...