A Sala Llena

¿Qué Pasó Ayer? Parte III, según Tomás Maito

Una innecesaria tercera parte.

Cuando una película con fines mayormente comerciales tiene éxito, generalmente Hollywood la convierte en franquicia y en consecuencia, cada vez que las ganancias son mayores, es muy probable que haya varias nuevas entregas de un producto triunfante en las taquillas. Un claro ejemplo resulta ser ¿Qué Pasó Ayer? de Todd Phillips. Allá por 2009 salía la primera entrega, un film entretenido que mostraba a la ya clásica troupe de amigos desarrollando sus alocadas andanzas que no recuerdan al día siguiente, siendo que a partir de esto, se encuentran expuestos a una larga cadena de inconvenientes. Dos años más tarde, todo parecía ser lo mismo, pero trasladado a Tailandia, aunque – en este caso – sin perder la comicidad, Philips volvía a desarrollar un film agradable y sumamente efectivo.

La cuestión es que una tercera parte derivaba en que podría llegar a ser un proyecto totalmente innecesario, y la verdad que lo es. En esta nueva entrega, Phil (Bradley Cooper), Stu (Ed Helms), Alan (Zach Galifianakis) y Doug (Justin Bartha) vuelven a hacer de las suyas, aunque no del todo de las que acostumbraban. En este caso, Phillips le erró en el hecho de cambiar la estructura del film respecto a los anteriores que tanto resultado le habían dado. En esta oportunidad, la comedia disparatada se transforma de a poco en una obra símil de espionaje, con toques de humor que ya no causan mucha gracia.

Ya desde el principio se empieza a detectar un cambio en la temática narrativa, cuando Alan causa un ridículo accidente automovilístico tras chocar la jirafa que acababa de comprar – y cargaba en una especie de remolque detrás de su auto – contra un puente, lo que lleva a la posterior muerte de su padre por el disgusto que le provoca la inmadurez de su hijo. A partir de este punto en dónde la comedia negra ya se torna un tanto grotesca e incomoda, el film se va encaminando a la nada misma, cada vez más alejado del humor y acercándose a una trama de acción, en dónde los protagonistas tendrán que atrapar al viejo conocido Mr. Chow (Ken Jeong) al intervenir por esas resacas del pasado en un hecho relacionado con la mafia.

A pesar de algunas escenas disparatadas que resultan divertidas, ¿Qué Pasó Ayer? Parte III nunca termina de encajar dentro de la fórmula: da la sensación de ser una película con los clásicos personajes de la saga, pero que por momentos se sale de ésta, siendo que la nueva obra parece inverosímil al propio universo de sus antecesoras salvo en algún que otro tramo, más que nada en el minuto post créditos que al menos saca una sonrisa, de las que el resto del film de Phillips mayormente escasea.

calificacion_2

Por Tomás Maito

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS