A Sala Llena

¿Y si Vivimos Todos Juntos? (Et si on Vivait Tous Ensemble?)

(Francia/ Alemania, 2011)

Dirección: Stéphane Robelin. Guión: Stéphane Robelin. Elenco: Guy Bedos, Daniel Brühl, Geraldine Chaplin, Jane Fonda. Producción: Christophe Bruncher, Peter Rommel, Philippe Gompel y Aurelia Grossmann. Distribuidora: Ifa Cinema. Duración: 97 minutos.

Rebelde way.

Stéphanie Robelin se anima a copar la pantalla grande con una comedia coral, tocando temas para nada seductores. Proyectada en el Bafici del año 2012, presenta la historia de cinco amigos: Claude (Claude Rich), fotógrafo y mujeriego empedernido, y los otros cuatro formados por dos parejas, Annie y Jean (Geraldine Chaplin y Guy Boedos) y Jeanne y Albert (Jane Fonda y Pierre Richard). Al verse en la última etapa de sus vidas, y luego de rescatar a Claude de una residencia para ancianos donde lo pone su hijo bajo la excusa de que va a estar bien cuidado, deciden mudarse todos juntos y cuidarse entre sí.

Este tipo de temáticas, como la dependencia de algunas personas que se enfrentan a la tercera edad, el incipiente abandono de sus familias, el desgaste físico y surgimiento de enfermedades no suelen ser abordados frecuentemente por la industria hollywodense. Sin embargo, son encarados por directores como Robelin o Haneke con Amour. Son películas que suelen generar incomodidad en el espectador, sobre todo si contienen escenas en geriátricos, de desnudez o sexo como es el caso de ¿Y si Vivimos Todos Juntos?. Robelin muestra lo que nadie quiere ver: cómo bañan a la gente mayor, la tranquilidad con la que los hijos se desligan de sus padres, el avance del Alzheimer, la impotencia sexual y la soledad.

El personaje de Daniel Bruhl, funciona como gancho para captar al público juvenil, y por momentos da la sensación de estar de más. La película está llena de bromas infantiles donde los septuagenarios juegan a ser pendejos y algún que otro golpe bajo. Al comienzo, la película plantea una mirada madura y adulta sobre la proximidad de la muerte, pero luego se contradice con el ingenuo final. Todo es previsible y mostrado con un tono naif. Lo más sorprendente de la película es ver a Geraldine Chaplin teniendo sexo.

calificacion_2

Por Elena Marina D’Aquila

 

El jardín trasero de Haneke.

Robelin se inspiro en una historia familiar para crear este entretenido film coral conformado por un grandioso elenco en todo sentido en donde cuenta la aventura de cinco amigos de avanzada edad que deciden irse a vivir todos juntos a modo de poder afrontar los diferentes situaciones – buenas y malas – que vivirán por el solo hecho de ser declarados “viejos” para la sociedad. Al igual que con Haneke, esta película está inspirada en una historia real y tiene a personas mayores como protagonistas, pero el film de Robelin va por un lado completamente opuesto, ya que se trata de una comedia dramática, donde predomina el humor simple y espontáneo, incluso cuando ambas películas comparten el hecho de tocar el tema de la vejez, el abandono por parte de los hijos y las enfermedades terminales.

En ¿Y si Vivimos Todos Juntos? cada personaje cumple un rol y conviven en el relato en perfecta armonía, si bien algunos tienen una carga dramática más intensa que otros -como el personaje de Jane Fonda y el de Pierre Richard-, los demás no pierden su encanto ni la atención. Es más, pese a que uno le tenga más cariño a unos personajes que a otros, la estructura coral de la película está cuidadosamente entrelazada. En mi caso destaco el hermoso personaje de Claude Rich, el cual se niega a despedirse del mundo de la sexualidad, así como el de la seducción. Este personaje es presentado en todo su esplendor bailando un tango con su amante y no baja la guardia a lo largo de todo el film.

Por otro lado, el personaje de Jane Fonda sorprende una vez más por su elegancia y su interpretacion: su Jeanne crea un vínculo con uno de los únicos jóvenes del plató -Dirk, un estudiante de antropologia que se vincula tanto académica como afectivamente con cada uno de estos jóvenes viejos y que intentará escribir una tesis sobre el modo de vida de la tercera edad en Francia-.

¿Y si Vivimos Todos Juntos? recrea aquel sueño de los setenta: el del re-encuentro en la vejez para formar una comuna y asi, bajo el mismo techo, afrontar las dificultades, compartir historias y ganarle a la soledad. Si bien por momentos se hace un poco previsible, no deja de ser entretenida, con un ritmo que no decae y se disfruta siempre y cuando el espectador se deje llevar por una mirada cómica y un tanto optimista sobre la vejez.

calificacion_3

Por Julia Panigazzi

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →