A Sala Llena

Judith

alt

Judith

Dirección: Enrique Dacal. Libro: Jorge Palant. Escenografía y Vestuario: Jorgelina Herrero Pons. Música:Pablo Dacal. Violoncello: Marina Sorín. Intérpretes: Susana Gómez Lauría, Alejandra Colunga y Daniel Dibiase. Prensa: Simkin & Franco.

Esta obra cuenta la historia de Judith, una mujer que durante la dictadura militar en la Argentina es secuestrada y sometida a torturas y violaciones. Durante su cautiverio queda embarazada y cuando recupera la libertad nace su hija. Logra sobrevivir gracias a los cuidados de Melissa que la ha criado desde que era una recién nacida y que ahora debe también ayudarla a criar a su hijita Leda. Las tres  deben exiliarse y luego de veinte años regresan al país.

Melissa además de ser la persona que cuidó a Judith desde siempre es también la que narra su historia visible, la testigo que recuerda su militancia, el secuestro y el terror que se instala en su vida luego de la experiencia traumática que ha vivido. Subyacente a ese relato transcurre el sufrimiento de Judith. Sufrimiento que está mucho más allá de las palabras que usa Melissa para intentar describirlo. El sentimiento de dolor de Judith  está instalado en su cuerpo y en sus acciones cotidianas. Es imposible para ella mantener el horror en el pasado ya que de manera inesperada y casual se produce un encuentro entre su hija adolescente y Aranda, su antiguo captor.

El regreso del torturador a la vida de Judith actualiza emociones que pugnaban por aflorar de alguna manera. En este retorno reaparece el temor aparentemente apaciguado por el paso del tiempo. Y surge por algunos instantes la duda sobre la naturaleza del vínculo que los unió en algún momento.

La intensa y dolorosa intimidad del reencuentro de Judith y Aranda da lugar a un enfrentamiento feroz entre ambos. Un enfrentamiento necesario para que  puedan mostrar y mostrarse a sí mismos quiénes son y cuál es el lugar que ocupan y que ocuparon en sus vidas. Así como la dictadura militar es un capítulo pasado pero que no debe ser olvidado y cuya evocación se hace tan dolorosa como necesaria para que podamos saber también nosotros – como Judith – quiénes somos.

Teatro: Tadrón – Niceto Vega 4802

Funciones; domingos a las 18 horas.

Entradas: $ 50

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →